L' estiu es teu

Leemos: Nos vemos en el cosmos

Una de nuestras últimas lecturas ha sido Nos vemos en el cosmos. Una novela conmovedora, repleta de inocencia y dulzura, que nos adentra en las emociones de los personajes.

Todo ello va unido a un planteamiento original en el que los capítulos consisten en grabaciones en un Ipod de oro que emula el Disco de oro de las Voyager, con sonidos terrestres, lanzado al espacio con las sondas espaciales Voyager.

El protagonista, un niño feliz en el marco de una familia con problemas, que os invito a conocer. La historia no os defraudará. Al menos en casa nos ha encantado.

Ficha técnica de Nos vemos en el cosmosNos vemos en el cosmos

Título: Nos vemos en el cosmos

Autor: Jack Cheng

Sello: NUBE DE TINTA

Temática: infantil, autoconocimiento, espacio,…

Colección: Nube de tinta

Edad recomendada: +9

 

Sinopsis de Nos vemos en el cosmos

Alex es un niño de 11 años que vive en una casa en Colorado junto a su madre y su perro Carl Sagan. El nombre del perro no es casual. Carl Sagan es el héroe de Alex, al cual quiere emular grabando en su Ipod de oro aquellas cosas que pueden resultar interesantes a los posibles extraterrestres. Dispuesto a mandar su Ipod de oro al espacio en un cohete, Alex emprenderá un viaje por E.E.U.U en el que las aventuras se suceden una tras otra.

Si queréis leer las primeras páginas de sus aventuras, no tenéis más que entrar en la web Megustaleer, donde las tenéis disponibles.

Opinión personal sobre Nos vemos en el cosmos

Uno de los elementos que contribuyen a hacer atractiva su lectura son los personajes, que se hallan muy bien definidos, son transparentes y enseguida te das cuenta de sus fortalezas y debilidades.

Por otra parte, el autor, ha sabido captar y transmitir perfectamente el sentir de Alex. El lector enseguida queda aferrado al personaje, del que nos cautiva el prisma con el que mira el mundo. Me ha encantado esa visión limpia de la vida a través de los ojos de este niño de 11 años que se caracteriza por su carácter accesible, noble, aventurero, confiado, empático, acostumbrado a resolver situaciones por sí mismo, con intereses claros y marcados, y que está encaminándose a pasos agigantados hacia la vida adulta. Inmerso en un entorno familiar que no es el más adecuado para su edad. A través de las páginas de la novela nos adentramos en su sentir, sus luchas internas, y sobre todo, percibimos los acontecimientos con una visión optimista y positiva.

La novela es un canto a la tenacidad, a la importancia de luchar por aquello que realmente deseas, a soñar y valorar aquellas pequeñas cosas de la vida.

En cuanto al desarrollo de la trama, en las primeras páginas discurre a mi parecer algo lenta, que no es lo mismo que aburrida, pero de pronto empiezan a darse giros en el argumento, que hacen que nos mantengamos enganchados a la historia hasta el final.

Tiene un cierto punto filosófico, o mejor dicho de acompañamiento en el trayecto de autoconocimiento del protagonista, que implica ciertos mensajes dirigidos en positivo que darán que pensar, especialmente a los jóvenes lectores.

Es un libro muy ameno, escrito en un lenguaje muy sencillo, ya que el narrador es el mismo protagonista, que cuenta con 11 años. Ideal para los pequeños lectores. Ahora que llegan las vacaciones de verano y los niños tienen más tiempo libre, es el momento de seleccionar lecturas, y en vuestra lista para niños a partir de 9 años no podéis olvidar el libro de Nos vemos en el cosmos.



últimos comentarios
De Peques y Grandes
De Peques y Grandes

Gracias por la recomendación. Parece un libro interesante. Un saludo
Pilar_MamásFullTime
Pilar_MamásFullTime

Me gusta que los libros para adolescentes y preadolescente traten asuntos tan amplios y tengan temáticas tan distintas. Me lo apunto.. …
Mami Rebelde
Mami Rebelde

Me encanta eso de que trate sobre luchar por lo que uno quiere!!! Me lo apunto ;)
Clara
Clara

Estos libros aún me quedan lejos, pero mejor me los voy apuntando que cuando me quiera dar cuenta ya los …

Recorrido por la Font de la Budellera en el Parque Natural de Collserola

Ya os he hablado en alguna que otra ocasión del Parque Natural de Collserola. Un pulmón verde a tocar de la ciudad de Barcelona, donde es posible pasear y disfrutar tanto de la flora, la fauna, como de la naturaleza en general. Se puede llegar fácilmente con los Ferrocarriles Catalanes. La parada del Baixador de Vallvidrera está muy cerca del punto de información del parque.

Hace algunos días dimos un paseo hasta la Font de la Budellera. Una ruta circular de 3’6 km que se tarda aproximadamente 80 minutos en recorrer, aunque el tiempo es relativo, todo depende del paso que llevéis y de lo que vayáis parando a contemplar aquello que os rodea. Es una ruta fácil, se puede hacer con niños (que estén acostumbrados a caminar). No es del todo plana, sino más bien está llena de subidas y bajadas, pero que no son empinadas.

Dejamos el coche en el parking del Revolt de les Monges y salimos en dirección contraria a la fuente, dirigiéndonos hacia Vil.la Joana y el punto de información. Lo malo de este tramo es que se ha de cruzar la carretera dos veces y es una carretera estrecha, llena de curvas y como está tocando el núcleo urbano, muy concurrida. Por lo demás, la vegetación es espectacular, un camino precioso y sombreado.

paseos Collserola

Cuando llegamos al punto de información seguimos hacia adelante, nos encontraremos un colegio y subiendo un poco más, a nuestra izquierda, un camino con pendiente hacia arriba en una zona de pinos, está muy bien indicado en el letrero, Fuente de la Budellera. Seguimos andando hasta que nos encontramos con otro indicador, esta vez a nuestra derecha, con una pendiente que conduce a la Budellera. El bosque y el sotobosque de esta zona es precioso, con especies típicas del Mediterráneo: pinos, encinas, matorrales, helechos, zarzas, rosas silvestres, hay variedad de especies que en primavera están en flor. Os dejo un collage de fotos para que os hagáis una idea.

budellera flora

Otro de los alicientes es que desde esta ruta se ve perfectamente la Torre de Collserola, una torre de comunicaciones que se inauguró en 1992 con motivo de los Juegos Olímpicos de Barcelona. Lo cierto es que su arquitectura singular llama la atención con sus 288,4 metros de altitud.

Torre Colllserola

Seguimos avanzando en el recorrido y siguiendo los postes señalizados. Lo cierto es que esta muy bien indicado. Llegaremos a unas terrazas pavimentadas, seguimos hacia abajo para encontramos con la Font de la Budellera. A la derecha de la fuente una gran mesa redonda para hacer picnic. Para mí el principal atractivo de la fuente es que está cubierta por una estructura sobre la que se emparran lilas, que en primavera lucen en todo su esplendor. Por otra parte, el surtidor en sí está coronado por una cabeza que se ve algo desgastada, a pesar de que fue restaurada en 1988, siguiendo el proyecto original de Forestier.

Font Budellera

Antiguamente la gente acudía a la fuente porque decían que sus aguas tenían propiedades curativas para el dolor de estómago, de ahí quizá el origen del nombre, ya que budells en catalán se traduce como intestinos. Otro de los posibles orígenes del nombre es que se utilizara para lavar los intestinos de los animales.

Font budellera surtidor

Cuando llegamos a la fuente debemos seguir hacia abajo para regresar al punto de inicio, que alcanzaremos a través de unas escaleras.

Es una ruta muy agradable para caminar un poco y disfrutar de la naturaleza y el aire libre sin tener que alejarnos de la ciudad. Por otra parte, no os olvidéis de llevar ropa y calzado cómodo, y si hace sol, gorra y protección solar.



Cómo hacer un organizador de escritorio reciclando cajas de fresas

Cuando es temporada de fresas a menudo nos hacemos con las cajitas de madera que las contienen. Las cajas de madera son muy fáciles de customizar y dan lugar a manualidades muy resultonas. En casa hemos preparado manualidades tanto de almacenaje decorativo como otras más atrevidas como el juego eléctrico para niños, y todo ello únicamente reciclando cajas de fresas.

Manualidad con cajas de fresas

Y de eso se trata, de reciclar y dar una nueva vida a aquellos objetos que serían de desecho. Este mes nos unimos a la iniciativa de By Terenya y su reto #3Rmás1conarte, y hemos hecho un organizador de escritorio con materiales tan simples como una caja de fresas y tetrabriks de leche.

Material necesario para hacer el organizador de escritorio

– 1 caja de fresas

– 3 cartones de leche

– Pintura chalk paint (usamos el color Marsella)

– Barniz

– Un papel estampado que combine con la pintura

– Pistola de pegamento

– Moldes para pistola de pegamento de silicona

– Cola blanca

Organizador de escritorio paso a paso

1º Pintamos con la pintura chalk paint la caja de fresas.

Color marsella, chalk paint

2º Vertemos pegamento de la pistola directamente sobre los moldes. Los moldes son de Prima Marketing, los descubrí en el Handmade Festival y también se pueden usar con cerámica fría. Dejamos enfriar el pegamento y desmoldamos. El proceso es muy sencillo y se desmoldan prácticamente solos.

Moldes para hacer figuras con pegamento

3º Pintamos las figuras de pegamento que hemos hecho con los moldes del color que más nos guste. En nuestro caso blanco y marsella.

Flores en relieve con pegamento silicona

4º Cortamos el papel justo a la medida de la base de la caja de fresas y lo adherimos con cola. Se debe tener en cuenta que en el interior las esquinas quedan cortadas.

Decorando caja de fresas

5º Pegamos con la misma pistola de pegamento los detalles en relieve que hemos preparado previamente en la caja de fresas.

6º Le damos una capa de barniz a todo el conjunto.

7º El proceso para hacer los portalápices con tetrabrick es exactamente el mismo: cortamos los cartones de leche por la mitad.

8º Los lavamos muy bien con agua y jabón para que no quede el mínimo rastro de leche.

9º Una vez secos los pintamos con chalk paint y les adherimos una flor.

10ª Para un mejor acabado, como nos había sobrado papel, lo cortamos en tiras y lo adherimos con cola a la parte superior de los portalápices.

11º Se da una capa de barniz y ya están listos.

Espero que os haya gustado la manualidad, realmente es muy sencilla y agradecida. Además de muy versátil. En este caso, la idee para organizar los enseres de dibujo de mi hija, pero tengo en mente preparar otra para un candy bar que tengo pendiente próximamente, ya que es una manualidad que tampoco requiere mucho tiempo y queda muy decorativa.



últimos comentarios ...
Tere nya
Tere nya

Que chula te quedó la caja y los moldes de silicona son lo más!una muy buena compra que hiciste en …
Miren
Miren

Me gusta muchisimo tu propuesta, los portalapices con cajas de leche reciclados me parecen un omplemento ideal y lo de …
Consuelo
Consuelo

Que chula te ha quedado la caja y la idea con los portalapices es genial, un reciclado muy original y …
Patry
Patry

Super chulo el oprganizador, me gusta mucho la idea... saludines
De Peques y Grandes
De Peques y Grandes

Quedó preciosa!! y la idea de usarla como organizador es estupenda! felicidades. Saludos

A %d blogueros les gusta esto: