Fomentar en los niños el desarrollo de la autoestima es uno de los mejores legados que les podemos ofrecer. De ello dependerá el equilibrio emocional necesario que servirá para asentar unas buenas bases para cuando se desenvuelvan de forma independiente en la adolescencia y la vida adulta. La autoestima es un sentimiento subjetivo, en tanto que se trata de la percepción de una persona de sí misma. Y es que la autoestima se forja en base a la imagen que percibimos que los demás tienen   Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: