Actualmente son muchos los motivos que nos pueden conducir a llevar a nuestros hijos a un psicólogo especializado en niños y adolescentes. No necesariamente porque supongamos que pueden tener una patología, sino simplemente porque hay situaciones en las que, como padres, nos podemos sentir desbordados, o bien, desconcertados por el hecho de no saber cómo actuar ante determinadas circunstancias que viven nuestros hijos: desde dificultades en el momento de desarrollar las habilidades sociales, tendencia a somatizar, cuando algo no acaba de funcionar en el colegio,   Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: