No hay duda que pasar unos días con los niños en la playa es un buen plan familiar. Nosotros vamos con frecuencia a Lloret de Mar, entre Blanes y Tossa, para disfrutar de las playas de la Costa Brava. Es un destino básicamente de sol y playa. Sin embargo, la ciudad ofrece algunos lugares a los que vale la pena acercarse, como los jardines de Santa Clotilde, el Museo del Mar, el camino de ronda hacia el castillo o el yacimiento ibérico. Por otra parte,   Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: