Darse un paseo tranquilo por los Aguamolls de l’Emporda es una actividad ideal para hacer con los niños. Las marismas permitirán gozar de la naturaleza en familia: la fauna, la flora, el aire libre con sus olores y colores… Está todo muy bien cuidado, con muchos lugares para sentarse, pasos de madera, que le aportan un encanto especial, y con numerosos observatorios o miradores para disfrutar de los animales que habitan esta reserva natural. Posee diferentes tramos en los que descubrir diversos paisajes y hábitats:   Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: