Hoy celebramos Sant Jordi y de buena mañana ya estamos con ganas de perdernos entre las paradas de libros y rosas. No sé si vosotros, pero en casa no hacemos distinciones entre niñas rosas, niños libro, todos tienen de todo. Los libros siempre hacen ilusión, y en cuanto a las rosas, como no nos acaban de convencer las flores cortadas y tenemos un gato que nos vuelca los jarrones, siempre cae algún rosal, de estos pequeñitos que llaman de Pitiminí. Cómo los vamos acumulando, tenemos   Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: