Para el día de la madre siempre se agradece un detalle handmade hecho con amor. Por ello, os propongo una manualidad que va encantar especialmente a los amantes del brilli-brilli. Se trata de unos jarrones elaborados con botes de cristal reciclados, pintura chalk paint y pegatinas de color plata y perlitas. No entraña la más mínima dificultad, y los niños más mayorcitos la podrán hacer sin ayuda. La pintura Chalk Paint está hecha a base de tiza, es muy cubriente, sirve para prácticamente cualquier superficie,   Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: