• 21 de mayo, 2018

Besalú con los niños, de turismo por el medioevo

Si queréis viajar en el tiempo hasta la época medieval, no tenéis más que acercaros a pasear por Besalú, un municipio que se encuentra ubicado en la provincia de Girona, concretamente en la comarca de la Garrotxa. Es un plan genial para ir con los niños, que disfrutarán traspasando la la fortaleza, callejeando, y sintiéndose rodeados de espacios verdes donde correr y jugar libremente.

Besalú, río Fluviá

En sí Besalú no es muy grande y tampoco es necesario planificar vuestra visita. Nosotros nos trazamos un itinerario que os describo en este post. Sin embargo, si os dejáis perder por sus calles, poco a poco iréis encontrando los lugares de mayor interés.

Puente de Besalú

Alrededor de Besalú hay 3 zonas de parquin. Aparcamos en la otra orilla del río Fluviá, justo antes de llegar al puente. Allí, lo primero que nos encontramos, junto a las taquillas del tren turístico, es la oficina de turismo. No está de más entrar y pedir un plano. Desde allí podéis concertar alguna visita guiada, la ventaja de estas visitas es que podéis entrar a algunos puntos que normalmente están cerrados al público, como el Mikvé, en el barrio judío, o el antiguo molino harinero.

Puente de Besalú

Una vez en la entrada podemos cruzar el puente, o desde aquí bajar al río. Si bajáis, podéis disfrutar de un bonito paseo en plena naturaleza con mucho espacio para que jueguen los niños. Aunque os recomiendo empezar por sus calles empedradas y dejar este espacio para después del recorrido.

 

El Pont Vell se eleva imponente sobre el río Fluvià. Eso sí, lleno de gente haciéndose fotos y paseando tranquilamente, porque Besalú es una ciudad muy concurrida y, a no ser que vayáis en días de diario, siempre está muy lleno. El Pont Vell es el elemento más característico de Besalú. Se trata de un puente construido con grandes arcadas. Los primeros indicios documentados del mismo datan del s. X. A los niños les encantará ver la torre fortificada sobre el puente. Desgraciadamente el puente no se ha conservado tan bien como lo podemos disfrutar, es fruto de diversas reconstrucciones. Tras ser dinamitado durante la guerra civil, fue reconstruido por el arquitecto Pons Sorolla.

Besalú

Si queréis hacer un recorrido más o menos circular por la población de Besalú, podéis avanzar un poco y dirigiros hasta el barrio judío, donde, aparte de las callejuelas de piedra estrechas, encontraréis los restos de la sinagoga y el Mikvé (cerrado, si no es con visita guiada), cuya característica más importante es la sala en la que se erige la piscina, que se define por su techo abovedado. En la misma plaza podéis ver algunos restos del muro de la antigua sinagoga. A todo ello, decir que esta pequeña plaza os ofrece unas vistas espectaculares sobre el puente y el río. Si os apetece y encontráis sitio, podéis parar a tomar algo y disfrutar de las vistas en el bar 10 Del Pont.

 

Tras el barrio judío podéis acercaros a los restos que han quedado de época romana, son más bien pocos, los cimientos de una construcción, pero tenéis tiempo de sobra para no perderos nada. En esa parte también podéis observar lo que ha quedado de lo que fue una antigua torre denominada Torre Lardera.

Besalú, arqueología

Al bajar, de nuevo hacia el centro, os encontraréis con la Colegiata de Santa María. Y de allí continuamos callejeando hasta la plaza de la Llibertat que es el eje central del pueblo. No dejéis de contemplar los edificios que os arropan porque tienen un encanto especial, no en vano Besalú fue declarada en 1966 conjunto histórico artístico nacional. Atentos a los detalles: un pozo en un cruce de calles, las fachadas, las puertas de madera de algunas casas, las diferentes puertas del recinto fortificado como el Portal de la Fortaleza o el Portal dels Horts.

Portal de la Fortaleza, Besalú

La Plaza de la Llibertat es una plaza cuadrada con edificios porticados, entre los edificios, el más destacable es el ayuntamiento. La Plaça de la Llibertat se encuentra rebosante de vida, de terrazas y tiendas, y a los peques seguro que les llaman la atención los porches. Desde allí seguimos avanzando para dirigirnos a la Plaza del Prat de Sant Pere mucho más amplia que la anterior y presidida por la Iglesia de San Vicente.

Plaza de la Llibertat, Besalú

Seguimos caminando y llegamos a la calle de la Font. Es una zona preciosa, ya que la calle y los muros empedrados unidos a los huertos que quedan a nuestra derecha la dotan de un encanto especial, aquí vemos cultivos, acequias y para destacar, el antiguo molino de harina. A pocos metros del molino tenéis un parque infantil donde los peques pueden reponer fuerzas. También por allí, una zona de pícnic para comer o tomar algún tentempié. Seguimos caminando y llegamos a la Plaza de los Claustros, en la que se destaca el Hospital de Sant Julià.

Zona de huertos, Besalú

 

 

Una cosa que a los niños, y a los no tan niños, les va a fascinar es el Museo de las miniaturas, el Micromundi, no dejéis de entrar porque es muy curioso.

Para comer la oferta es amplia y variada, a lo largo de todo el recorrido tenéis una buena cantidad de terrazas, bares, y restaurantes de diferentes precios. Y al igual que establecimientos de restauración, en Besalú encontraréis numerosas tiendas de souvenirs con objetos medievales para los peques y artesanías diversas, cerámica, cestería, quesos, embutidos, pan,… Vale la pena recrearse un poco en algunas de ellas porque tienen algunas piezas muy bonitas.

Portal dels Horts, Besalú

Para terminar, un poquito de diversión a las orillas del río Fluvià para pasar un día de lo más completo disfrutando en familia de la Historia, la Cultura y la Naturaleza. Si no habéis estado, os recomiendo totalmente la visita, Besalú, a pesar de su pequeño tamaño, es de aquellos lugares que siempre te dejan con ganas de más.


5 comentarios - Deja un comentario
  1. Yo recuerdo haber ido de pequeña con el colegio. Me la apunto para cuando vamos de visita con las niñas

  2. Me coge un poco lejos pero parece un sitio precioso, entretenido y educativo para ir con niños. Me lo apunto por si visitamos Girona en algún momento. Gracias por la recomendacion!

  3. Me encanta!!!! Qué sitio con tanto encanto… Me encanta este tipo de lugares.

  4. Wuau!! pero si estas a cinco minutos de mi casa!!! me encanta Besalú siempre que puedo me escapo para desconectar un poco y perderme entre sus callecitas con encanto.

  5. Mami Rebelde dice:

    Me parece un planazo!! Además de ser precioso aprenden un poco de historia. Si voy por Girona lo tendré en cuenta 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


%d bloggers like this: