Mi hijo se animó a participar en un proyecto de clase que consistía en preparar diversos elementos de medición meteorológica. Mi hijo escogió un anemómetro casero muy fácil de construir. Le dieron una hoja con unas pautas, pero en casa las alteramos un poco y lo hicimos a nuestra manera. El resultado ha sido un anemómetro sencillo que se mueve impulsado por el viento. Un anemómetro es un aparato que sirve para medir la fuerza o velocidad del viento. Existen distintos tipos de anemómetros. El   Leer más…

El tema del Reto infantil de este mes es el agua y, para participar en él, en casa hemos preparado una manualidad efímera con hielo recreando un hábitat de pingüinos. A mi hijo pequeño le encantan estas aves y desde bien pequeño le ha fascinado el hielo y sus posibilidades. Además, en casa teníamos algunos pingüinos de plástico. Así que, mientras estábamos hojeando el libro 150 actividades para jugar sin pantallas, del que os hablé en otro post, vimos está actividad y la hemos adaptado   Leer más…

El libro que nos ha llegado desde Boolino, 150 actividades para jugar sin pantallas, nos va a venir genial este verano. Y es que, durante las vacaciones escolares, en los largos días de verano hay tiempo para todo. Las madres y padres nos pasamos mucho tiempo buscando actividades que puedan entretener a los pequeños. Y cualquier idea que fomente la creatividad y la curiosidad de los niños es bien recibida. El mismo título del ejemplar, 150 actividades para jugar sin pantallas, ya lo dice todo.   Leer más…

Mi hijo, en tercero de primaria, durante el segundo trimestre, estuvo estudiando en la asignatura de Ciencias Naturales la energía: los tipos, la definición,… Me propuso que hiciéramos algún trabajo en casa que pudiera llevar al cole y exponerlo ante sus compañeros. Lo primero que se me ocurrió fue el típico juego de preguntas y respuestas en el que uniendo las correctas, gracias a un circuito muy sencillo, se enciende una bombilla. Quien más quien menos ha hecho un circuito electrónico de este tipo en   Leer más…

Qué la música y los sonidos resultan algo muy atrayente y motivador para los niños desde bien pequeños es algo que no se puede negar. Por ello os propongo un experimento musical muy sencillo: un xilófono hecho a base de copas o vasos de agua con pulseras de neón. ¿Quién no recuerda haber jugado a dar golpecitos con el mango del tenedor a los vasos? A día de hoy aún puedo evocar esos momentos de la infancia y lo que me gustaba sacar ritmos y   Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: