Hace unos días tuve el placer de asistir al hotel Claris de Barcelona para escuchar a Carme Monge, matrona de Angelini Farmacéutica y Miriam Molina, matrona especializada en lactancia materna, que con sus palabras nos desmitificaron la lactancia, ofreciéndonos claves para conseguir una lactancia exitosa.

A nivel particular mi lactancia se desarrolló sin problemas desde el primer momento, con cada uno de mis tres hijos, aunque reconozco que, con la primera, la falta de información me indujo a cometer algún que otro error. Mis tres hijos lactaron durante bastante tiempo y teniendo en cuenta las cifras elevadas de abandono me considero afortunada en este sentido.

Mitos sobre la lactancia

De hecho, tal y como nos indicaron las matronas, las cifras hablan por sí solas: si bien la OMS recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses, en España las tasas de lactancia materna exclusiva esa edad se sitúan entorno a un 20-30%. Ello indica una tasa de abandono importante. Y más, si tenemos en cuenta que los bebés nacen naturalmente dotados para la lactar y que tan solo son un 2% las madres que realmente no pueden alimentar a su bebé naturalmente. Por este motivo se evidencia la necesidad de plantearnos dónde está el problema que interfiere en una lactancia exitosa.

Los factores que interfieren en una lactancia materna positiva son numerosos: la presión social, la falta de apoyo en el momento de reincorporarse al trabajo, el peso del biberón, la introducción temprana de la leche de fórmula,… En ocasiones lo que impide una lactancia placentera es el dolor. Pero, como afirma Carme Monge, matrona de Angelini Farmacéutica, “dar el pecho no debería doler, de la misma manera que otros procesos fisiológicos (como comer) no duelen, ni el pezón tiene por qué hacer callo. Mitos como éstos, junto a la falta de información, la percepción de falta de leche, y la reincorporación al trabajo de la madre, son las principales barreras de la lactancia materna”.

Es fundamental tener en cuenta que ante cualquier duda o síntoma nos olvidemos de los mitos y no dudemos en acudir en busca de ayuda o información. A veces las madres se encuentran con un bebé entre sus brazos y muchas dudas en la cabeza. Por poner ejemplo: los problemas derivados de un mal agarre suelen aparecer al tercer día, nos cuenta Miriam. A día de hoy el ingreso hospitalario suele ser de dos días, con lo que la madre se encuentra en casa, sola… Pero ahí está el punto clave: no hay que dudar en acudir al centro de salud o a cualquier otro lugar donde os puedan asesorar. Porque pequeños problemas de técnica se acaban convirtiendo en grandes problemas para las madres lactantes. Así, por ejemplo, una mastitis puede ser causa de abandono de la lactancia, cuando es algo que no perjudica al bebé.

Carme Monge, Miriam Molina, Angelini Farmacéutica

Por otra parte, se ha descubierto recientemente que la mama tiene su propia bacteria, y si se desequilibra se puede producir una mastitis. Hay estrategias contra el dolor y es imprescindible el apoyo de la matrona para descubrir la causa. Siempre bajo consejo de la matrona la lactancia no contraindica el uso de medicamentos. Los antibióticos tienden a desestabilizar la flora. Con probióticos se puede reciclar la flora mamaria, reequilibrándola y reduciendo el dolor.

Recientemente, un estudio ha demostrado que el Lactobacillus fermentum CECT5716 disminuye la incidencia de la mastitis un 48% en mujeres con factores de riesgo, como haber recibido antibioterapia durante el parto, y evita su recurrencia. Además, está demostrado que el consumo de dicha cepa probiótica por parte de los bebés disminuye de forma significativa la incidencia de infecciones respiratorias y gastrointestinales.

Me sorprendió conocer el hecho de que las gráficas de crecimiento de los bebés están basadas en leche de fórmula. En este punto recordé mis preocupaciones cuando amamantaba a mi hija mediana, que siempre ha crecido muy delgadita, y mi matrona me aconsejaba: -si ves a la niña tranquila y contenta no te preocupes porque esté al límite de peso de la tabla. Y ciertamente la niña creció bien sana a base de pecho.

Lactancia materna

Así que si algo quedó claro es que no hay leche mala, ni leche que no alimente. Además, la composición y la cantidad va variando con el tiempo según las necesidades del bebé. Por ello es tan necesario la lactancia a demanda. Y aquí os digo que debemos confiar en la naturaleza, que a veces olvidamos que es muy sabia y nos arropa y aconseja. Si el pecho está muy lleno hay que ofrecérselo al bebé, al igual que si quiere mamar, no debemos negárselo ni ceñirnos a horarios.

Para mí es una conexión muy especial la que se produce con los bebés lactantes ¿O no os ha pasado que cuando vuestro pequeño llora vuestros pechos parecen escucharlo y sentís cómo se os llenan de leche? Hay que seguir ese instinto.

En la charla también nos dijeron que la primera causa del abandono de la lactancia es la reincorporación al trabajo y aquí la matrona nos dejó unos consejos. Partiendo de la base de que hay que mejorar la conciliación para dar respuesta a las madres, estas también necesitan:

Información: las mujeres deben tener acceso a la lactancia incluso mucho antes del parto, acudiendo a grupos de apoyo al nacimiento o la lactancia, por matronas, madres expertas…

Conocer los derechos relacionados con la lactancia y capacidad para hacerlos valer.

Apoyo del entorno cercano. Recordemos que familiares y amigos suelen tener mucho peso al momento de tomar decisiones.

Los beneficios de la lactancia materna son muchos y de diversa índole: el sistema inmune de los niños se fortalece, mejora el desarrollo psicomotor, se obtienen mejores resultados en los test cognitivos, menor riesgo de sufrir obesidad durante la adolescencia,… Por ello es tan importante mantenerse bien asesoradas e informadas.

En este sentido, desde Angelini Farmacéutica trabajan para que las madres puedan disfrutar de una lactancia exitosa y sin dolor, y para ello forman a profesionales en temas relacionados con la lactancia, el dolor y la flora mamaria. Respecto a la flora bacteriana, nos informaron las matronas, de que los probióticos pertenecientes al grupo Lactobacillus (como el Lactobacillus fermentum) han demostrado ser eficaces en el control de la concentración bacteriana en la mama. En ese sentido, el Lactobacillus fermentum CECT5716 es el primer y único probiótico que contribuye al equilibrio de la flora mamaria, reduciendo el dolor desde la primera semana de tratamiento y, por ello, ayuda al mantenimiento de la lactancia.

Para concluir sobre la charla de las matronas Carmen y Miriam, si algo me quedó muy claro es que para conseguir una lactancia exitosa un elemento crucial es la información. Para ello es importante, si estáis pasando por este periodo con vuestros bebés o sois madres gestantes, conocer y aprender sobre lactancia, y no hay que esperar para buscar asesoramiento y ayuda ante cualquier duda que pueda surgir.
En este sentido, una opción es la de recurrir a la web   www.lactanciasindolor.com, a través de la que Angelini Farmacéutica apoya la lactancia materna y difunde la importancia de conseguir una lactancia satisfactoria y sin dolor.

Además de lo que os he transmitido, las matronas también nos dejaron las 10 claves para conseguir una lactancia exitosa, aunque, como me alargo mucho, os lo cuento más adelante en otro post.
Debo reconocer que me encantó escuchar a Carmen y Miriam mientras desayunábamos en el hotel Claris de Barcelona, en un ambiente distendido y cómodo en el que se abordo la lactancia en profundidad.