Si te gustan mis planes con niños ¡Vota!
Vota a tus Blogs madresféricos de 2016
Sí disfrutas haciendo manualidades ¡Vota!
Vota a tus Blogs madresféricos de 2016
Si te gusta mi blog ¡Vota! en la categoría personal
Vota a tus Blogs madresféricos de 2016

  • 25 de septiembre, 2015

¡Estamos de aniversario! #ViernesDandoLaNota

Este fin de semana viene acompañado de acontecimientos festivos, las fiestas de Sant Magí en Tarragona, la Mercè en Barcelona… Culmina en un domingo en el que acudiré a las urnas, a pesar de no creer en la política en manos de los políticos.viernes dando la nota 2

El post de este #VDLN también viene vestido de fiesta y celebración, de romanticismo y votos, aunque desde otro prisma y es que un 25 de septiembre de hace 16 años me casé. Siento repetir a Eros, ya que os lo traje la semana pasada, pero es que el tema musical que he escogido en esta ocasión es el que más me cuadraba con lo que os quiero relatar.

El 25 de septiembre de 1999 mi marido y yo acudimos a los juzgados a firmar un papel. Y tal día como hoy, pero 5 años más tarde repetiría este gesto, esta vez por la iglesia y con dos pequeñas princesas de 4 años y 18 meses precediendo mi paso. Os aseguro que mi mayor preocupación al dirigirme hacia el altar era que mis niñas caminaran recto y que por el camino no encontraran una dirección más interesante a la que ir.

Eso sí, haciendo acopio de mi faceta supersticiosa, amparada en el por si acaso y en la fuerza de la autosugestión, pedí que a la salida no quería pétalos de rosa, ni confetti ni estas cosas que se llevan ahora. ¡Qué nadie se olvidara, yo quería arroz! ¡Sí, mucho arroz! Tenía dos niñas preciosas como dos soles, pero en aquel entonces me faltaba el peque: el rey de la casa… Y la tradición dice que el arroz simboliza la fertilidad.

Mis dos bodas fueron serenas y divertidas sin grandes protocolos y en un ambiente familiar y de confianza, que repetiría hoy con los ojos cerrados. Quién sabe,… igual dentro de unos años cuando se cumpla algún aniversario repitamos. Aunque superadas .as vías corrientes deberíamos buscar algo más original y, puestos a divagar, me decanto por el rito de la confarreatio romano y ¡ya me imagino con un velo anaranjado, y en el protocolo de las invitaciones la obligatoriedad de acudir a la ceremonia con togas, túnicas, una tarta de espelta…! ¡La cara de póker que pondría la peluquera cuando le dijera que me peinara en 6 trenzas, separando los mechones previamente con una punta de lanza…!

Dicen que los amores de verano acostumbran a ser fugaces, sin embargo el nuestro dura ya unos cuantos años. Porque sí, fue durante unas vacaciones de verano que nos conocimos: un viaje a Marruecos que por los entramados designios del destino hizo que mi vida cambiara… Era la primera vez que salía de Europa y en aquel entonces todo parecía tan diferente: los olores, los colores, los sabores, los paisajes, incluso daba la sensación de que en el cielo de Marruecos brillaban más las estrellas. Así, coincidiendo ambos en un hotel de una pequeña ciudad costera llamada Assilah, conocí a mi marido.

No hay que decir que hubiese sido algo muy casual que los dos viviésemos en Barcelona, él vivia en Madrid así que tras un noviazgo casi tan fugaz como el viaje a Marruecos decidimos apostar por todo o nada, sin esconder ningún as bajo la manga y aquí estamos, con un largo camino recorrido en el que han cabido muchos acontecimientos.

La vida te da y te quita, es su ley. Y a lo largo de este tiempo hemos permanecido unidos para lo bueno y para lo malo. Aunque debo reconocer que si calibramos la balanza hay más de los buenos y lo mejor, nuestros tres hijos que eran la pieza que faltaba para pasar de pareja a familia. Familia que, disculpadme si me lo digo todo, vale un mundo. Porque a pesar que en algunas ocasiones parece que estalla el big bang, como en cualquier familia normal, la mayoría de las veces es mi remanso de paz donde todo fluye en una especie de caótica armonía.

El segundo video que os dejo es el de una canción que sonaba muchísimo en todas partes mientras estuvimos en Marruecos. De hecho nos compramos un cassette del grupo Alabina junto a otros varios de música árabe que todavía rondan por algún rincón de casa. En el video que he puesto es la version de Alabina y los Niños de Sara que, como os podéis imaginar me trae bonitos recuerdos.




17 comentarios - Deja un comentario
  1. Mamá Adanyl dice:

    Felicidades por el aniversario!!! A nosotros tambien nos dijeron que era un amor de verano.. jajaja Era lo esperado, ya que era verano y teníamos 15 años..Pero no! aquí seguimos 13 años después.. jajaja Feliz VDLN y fin de semana! Que disfrutéis, un besazo!

    • montsar dice:

      Gracias!! Para que luego digan!! 15 años, madre mia…!! No por nada, solo que hepensado en mi hija mayor que los tiene ahora!!! Felicidades a ti también!! Besos y feiz #VDLN

  2. Mamadedos dice:

    Felicidades a ti también!!!!!! y a por muchos mas

  3. Mónica dice:

    Muchas felicidadeeess!!! Que septiembre tan completito y lleno de bonitos recuerdos!!! Un besito!!!

  4. susana dice:

    Nosotros pasamos la luna de miel en Marruecos. Felicidades.

  5. Mira que coincidencia! Hoy publiqué música israelí que me hace recordar mi paso por un exotico país como es Israel, con sus colores y olores como tu dices :) Enhorabuena con el aniversario. Un abrazo desde el otro lado del atlántico :D

  6. Rafa Hernández dice:

    Como no te voy a repetir el comentario que hice en el blog de Lydia: FELICIDADES!!!

  7. Cibermadre dice:

    Qué barbaridad, todo el mundo de aniversario. ¡Felicidades!

  8. Mamá&nené dice:

    Muchas felicidades por tu aniversario!!! y mira que coincidencia, la música árabe la guardo también como un bello recuerdo, pues durante el tiempo que bailaba, mi esposo (entonces enamorado), me pidió que nos casáramos y luego de casarnos, casi inmediatamente salí embarazada… continué bailando danza árabe hasta un mes antes de dar a luz, fue una experiencia maravillosa. La música tiene ese bello poder, de remontarnos a los momentos más significativos en nuestra vida. Esta entrada me ha encantado, gracias por compartir momentos tan especiales de tu vida y con ellos hacernos revivir también momentos importantes para nosotros. Un beso.

    • montsar dice:

      Muchas gracias!! Que bonitos recuerdos tienes también!! Si que es coincidencia. A ver si un día tienes más tiempo y continuas con la danza. Me alegro de haberte hecho rememorar bellos momentos!! Besos

  9. ¡Muchas ,muchas Felicidades!Me alegro un montón , en esto tenemos muchas similitudes . Yo me casé el 6-10-1998 .
    ¡Qué satisfacción te da ,seguro,poder hacer este balance tan positivo! Pues siempre a largo plazo los problemas surgidos por el camino ,quedan, ya que como pareja se solventaron. Eso es lo realmente valioso!!.
    Un abrazo muy fuerte y a celebrar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


A %d blogueros les gusta esto: