A veces no nos paramos a pensar en las increíbles posibilidades que nos ofrece una simple caja de cartón. Y si no, ¿qué me decís de cómo, de manera sencillísima, he transformado una caja de quesitos en una pequeña mini-sombrerera? ideal para guardar pequeños tesoros o utilizar como envoltorio para algún detalle especial.

Manualidad joyero con caja de quesitos reciclada

 

Lo cierto es que, a excepción del tiempo de secado, que por cierto es muy corto, con el chalk paint en spray, requiere muy poco tiempo y esfuerzo hacer esta manualidad con una caja de quesitos.
Con ella participo en el reto mensual #3Rmás1conarte que organiza Terenya en su blog Manualidades By Terenya.

Material necesario para la manualidad de caja de cartón decorada con flores

Manualidad, caja cartón, joyero

– Una caja vacía de quesitos, de las que llevan dos pisos

– Pintura Chalk Paint en spray o a pincel. El tono que he usado es:

– Pegamento para papel

– Una cinta de lazo de 0’5 cm de ancho, finita

– Un pedazo de papel decorado para scrap o cualquier papel bonito

– Un cromo de picar o algún detalle en papel

– Cinta washi adhesiva con tonos acordes con los de la pintura

– Barniz satinado

Cómo decorar una caja de flores paso a paso

1º Le damos un par de capas de chalk paint a la caja, para que el tono quede unificado y no se transparenten los colores de debajo. Pintamos tanto la parte exterior como la interior.

Manualidad con chalk paint

2º Una vez seco, con un poco de pegamento pegamos en la parte superior central de la caja el detalle de papel. Yo tenía un cromo de picar, encontré varios hace algún tiempo en una cadena de tiendas, pensaba que ya no existían, pero sí.

Manualidad con caja cartón

3º Le damos a la caja una capa de barniz.

4º Una vez seco adherimos la cinta de washi a los laterales, superior e inferior, de la caja de cartón.

Decoración con Washi tape

5º En la parte central del cierre de la caja nos quedará un huequito, por allí pasamos la cinta de lazo y la cerramos con una lazada. Yo no la pegué, pero si queréis, la podéis fijar con un poco de pegamento. La atamos con una lazada.

Customizando caja quesitos

6º Para decorar el interior usamos papel de scrap. Es tan sencillo como utilizar el separador de las cajas de quesitos como molde y traspasarlo al papel. Recortar, y con pegamento sujetarlo en el fondo de la caja. Os podéis saltar este paso, pero queda mucho mejor acabada.

Decorar caja de quesitos

Y con esto ya tenéis decorada la caja de cartón. Como podéis apreciar, es fácil, y el resultado es muy bonito. La podéis hacer con los niños, pero en este caso utilizar pintura acrílica y cola blanca rebajada con agua a modo de barniz. Y es que a ellos también les encanta guardar sus pequeños tesoros. Podéis cambiar los colores y en vez de una flor ponerle un coche, una princesa, un superhéroe,… Eso ya según sus preferencias.

Manualidad: sombrerera con caja quesitos