Leemos Cómo ser un padre urbanita

Seguro que muchos de vosotros conocéis a Raúl, el autor del blog: El papá cavernícola. Acabo de leerme su libro Cómo ser un padre urbanita y no quiero dejar de compartir con vosotros mis impresiones.

Si no sabéis de qué va la historia, El papá cavernícola, nos lo cuenta en la introducción: “En este libro te voy a contar mi historia, la historia de un padre primerizo que nada sabía acerca de niños y paternidad, espero que puedas encontrar en él pistas sobre todo lo que conlleva la paternidad y que te animes a implicarte en la crianza de tu hijo. Porque, amigo, tener un niño es cosa de dos”.
Cómo ser un padre urbanita

Raúl es un padre implicado en la paternidad y la crianza de sus hijos. Y de eso trata Cómo ser un padre urbanita, de todo lo que conlleva el nacimiento de un hijo desde la perspectiva de un padre. A través de las páginas se van sucediendo los acontecimientos: desde la búsqueda del bebé a los preparativos, el parto, los primeros pasos, el aumento de la familia,…

Un libro que me ha encantado por su talante intimista, que al mismo tiempo refleja la realidad de la paternidad y que aporta consejos fruto de la propia experiencia que pueden ser muy útiles, especialmente para aquellos que se embarcan en la aventura de convertirse en padres. Entre sus objetivos, la esperanza que cada vez sean más los padres implicados en la paternidad. Como él mismo afirma, “La paternidad mola mucho y es una etapa que pasa volando, esto no es como un videojuego que siempre puedes jugarlo, aquí lo que no vives te lo pierdes, ya no lo puedes recuperar, y a mi eso me da mucha pena”. Coincido totalmente con sus palabras. Aunque el rol de padre o madre es para toda la vida, la primera infancia y la niñez vuelan, hay que estar allí, y conscientemente disfrutar cada momento de esas etapas, porque cuando nos queremos dar cuenta ya han pasado, y lo único que os va a quedar es la certeza de haber disfrutado el 100% de esos momentos y la impronta positiva en vuestros hijos.

Junto a él nos sumergimos en sus anhelos, ilusiones, dudas, miedos, esperanzas,… Nos hacemos partícipes de cómo se van resolviendo las diferentes situaciones a las que se tienen que enfrentar. Percibimos cómo van cambiando las necesidades según el momento. Nos damos cuenta de cómo puede ser a veces de complicada la conciliación… Reconozco que en algunos momentos de la lectura me he quedado con el alma en vilo, no os diré en cuáles, que no quiero hacer spoiler, pero si lo leéis ya me contaréis. Y es que la crianza tiene momentos buenos y otros no tanto, y como apunta El papá cavernícola: “(..) Es una montaña rusa de emociones en la que pasas de estar arriba, en lo más emocionante, a estar en plena bajada, aquella que da vértigo, en cuestión de segundos“.

Cómo ser un padre urbanita. Papá cavernícola

La lectura del libro se hace muy amena, ya que tanto formal como estructuralmente, Cómo ser un padre urbanita se nos muestra muy cercano. Como cercanas se perciben las vivencias de Raúl y es que seguro que nos sentimos identificados con muchos de sus sentimientos, ideas sobre educación, expectativas, al igual que en cosas más “mundanas”, como los preparativos, compras,… Todo ello contado de una forma amena y distendida.

Por otra parte, Cómo ser un padre urbanita contiene numerosas fotografías de Papá cavernícola, Mamá moderna y el Pequeño cavernícola, y recuadros con ideas destacables que convierten la lectura en una experiencia muy visual y atractiva.

En general el libro está muy bien, os lo recomiendo totalmente. A medida que avanzan las páginas nos hacemos partícipes, desde el otro lado del papel, de la crianza con esta familia. Si tenemos hijos, probablemente entendemos perfectamente cada una de las situaciones, y si no los tenemos, es ideal para irse haciendo a la idea de lo que se nos avecina, y es que la crianza de nuestros pequeños, como muchos compartiréis conmigo, es una de las mejores cosas que nos pueden pasar en la vida.



últimos comentarios ...
la sonrisa despeianda
la sonrisa despeianda

Aún lo tengo pendiente, imperdonable. Pero conociendo a Raúl seguro que el libro no tiene desperdicio y que es tal …
Vero de La Opinión de Mamá
Vero de La Opinión de Mamá

Jejeejejje, a ver si se lo lee maridín, jijijijijijij Besitos mil!
lai-asipiensaunamama
lai-asipiensaunamama

me gustan estos libros que se cuentan en primera persona, y son versiones cercanas y reales de la maternidad/paternidad
LadyA
LadyA

No sabía que papá cavernícola había sacado un libro... Tomo nota para este Sant Jordi ;-)
Mama Arrullo
Mama Arrullo

Es genial que un padre nos cuente su experiencia porque parecía hasta el momento que sólo las madres disfrutan y …

Blogs accesibles #MiércolesMudo

No, no ha cargado mal la entrada. Así es como las ven los ciegos al usar el lector de blogs si no has configurado el texto alternativo al subirlas. Las imágenes son importantes, descríbelas para personas ciegas.

Por una red de blogs accesibles.

Si tu también quieres participar, escribe un post con las imágenes en negro y copia este texto. Conoce cómo ve el mundo una persona ciega visitando 6sense Travel.

Para saber como configurar las imágenes con ALT puedes mirar este post de La nave del bebé.




últimos comentarios
LA cantimplora aventurera
LA cantimplora aventurera

#MiercolesMudo #BlogsAccesibles #MM
Sra Díaz
Sra Díaz

No me he enterado a tiempo, ya tenía mi entrada publicada...
Rocío Bloguera
Rocío Bloguera

Buena iniciativa, me pillo ya publicada también. Buena semana!
La Mamarazzi
La Mamarazzi

Gracias por unirte guapa!

Cómo fue la VIII edición de Gestionando Hijos en Barcelona 2018

El pasado sábado 7 de abril se celebró en Barcelona, en el auditorio Axa de L’Illa Diagonal, la VIII edición del evento Gestionando hijos. Evento que nunca me quiero perder, y es que la educación de los hijos es un camino largo, a medida que van creciendo nos enfrenta día a día a nuevos retos.

Siempre resulta positivo asimilar nuevas ideas. En el mundo de la crianza y la educación los padres nunca debemos dejar de aprender. Es una tarea de reciclaje continuo, de ensayo y error. Los ponentes que participaron en esta edición de Gestionando hijos proceden de diferentes ámbitos profesionales y nos ofrecieron visiones sobre temas diversos, con el nexo común de que sus aportaciones, ya sean más o menos afines al estilo individual de cada uno, se caracterizan por su carácter enriquecedor.

El hilo conductor del evento vino de la mano de Leo Farache y Lucía Galán (Lucía mi pediatra) que supieron darle ese toque desenvuelto y cercano al evento.
Josep María Cervera, Director General de Cruïlla , y Javier Palop, Director General de la Fundación SM, nos introdujeron en el acto. No en vano su lema, el de la Editorial Cruïlla y Fundación SM, es “la educación nos mueve”. Como apuntaron, en su intervención, lo que puede cambiar el mundo es ofrecer unas buenas bases educativas a las generaciones futuras.

Una de las claves de la educación es la confianza, y de ello nos vino a hablar José María Gasalla, profesor, ingeniero, psicólogo, economista, conferenciante y escritor, que entró en el plató botando una pelota de basquet. No podía ser de otra manera, viendo la ponencia, una persona que destila dinamismo. Nos dejó el mensaje de que nunca debemos perder la juventud de espíritu, la curiosidad, y las ganas de aprender porque estamos en un mundo en el que «tenemos que estar dispuestos a hacer cosas que nunca hemos hecho». Para él, aprender, desaprender y reaprender es la clave. En un mundo en el que prima la desconfianza debemos trabajar la confianza, y especialmente trabajar la autoconfianza, valorando nuestra capacidad de autoconfianza con elementos como la autoestima, el autoconcepto, la autocrítica y la autodisciplina.

 

Gestionando hijos 2018

A continuación, Rafael Casas Esteve, médico cirujano, especialista en psiquiatría, nos remarcó la importancia de la alimentación. Una alimentación que va mucho más allá de la simple función de nutrición. Hay que educar en los hábitos saludables. Es importante disfrutar de la experiencia gastronómica, comer en familia, una buena relación familiar, propiciar un vínculo estrecho en la primera infancia, hacer ejercicio, evitar el sedentarismo, y dormir las horas necesarias, ayuda a mantener un peso saludable y es que nos echamos la manos en la cabeza cuando España es uno de los países con mayor índice de obesidad infantil y todos los efectos negativos que ello conlleva. Según Casas hay que educar en la moderación y no relacionar la comida con los premios o castigos.

Y de fomentar buenos hábitos, y entre ellos la autonomía, nos vino a hablar el tercer ponente, Alberto Soler, psicólogo. Nos dejó el mensaje de la importancia de no sobreproteger y aprender a soltar cuerda según las necesidades de cada etapa. Aunque los padres debemos evitar situaciones de peligro, para los niños es necesario asumir ciertos riesgos para que crezcan de forma saludable y sobre todo crear buenos vínculos, ya que numerosos estudios comprobaron la relación entre la relación afectiva y el desarrollo cognitivo. Alberto, de manera sutil, supo transmitir una serie de conceptos sobre la crianza que comparto totalmente.

Con gestos y habla pausada llegó el turno a Cathérine L’Ecuyer, divulgadora de temas educativos, que nos lanzó la idea de la necesidad de hacer una vida más slow y evitar la sobreestimulación, ya que esta no resulta nada positiva sobre el aprendizaje. Menos pantallas y más salidas en família. Los niños de hoy en día necesitan mayores dosis de experiencias sensoriales reales para percibir y aprender en toda su magnitud.

Tras Cathérine llegó el momento de la pausa, en el que tuvimos un ratito para compartir nuestras impresiones con otros compañeros bloggers con los que siempre es un placer reencontrarse.
En este punto yo me tuve que marchar, pero me quedé con ganas de más, y en cuando pude seguí las ponencias restantes a través de Facebook.

Alba Castellví, educadora, y Miriam Tirado, periodista, nos deleitaron con su charla de educar sin gritos. Cada uno venimos de una historia social con gritos que reproducimos. Con los niños es necesaria la repetición, y a veces esta nos exaspera. Reiteraron que gritar no es la solución, por ello debemos echar mano de herramientas como la de mejorar la forma de comunicarnos, hacerlo desde la perspectiva del niño, conocer cómo son, conectar con su forma de ver el mundo, y su forma es el juego, planteemos las cosa de forma divertida y las ordenes mínimas (lo que no significa ausencia de estas). Hay que educar en la libertad responsable, la cosa funcionará mejor.

De conectar con las emociones de los pequeños nos habló Mónica Mendoza, psicóloga y especialista en ventas. El mundo cambia a velocidad vertiginosa. La multitarea prima a nuestro alrededor. A menudo cuesta que los jóvenes fijen la atención. Hay que aprender a desmontar los esquemas en que nos educaron de pequeños porque la sociedad cambia constantemente y ya no sirven. Nos habló de educación basándose en conceptos sobre beneficios y costes, y para que los beneficios sean superiores la clave está en la interpretación de lo que suceda alrededor. Los padres somos los artífices de transmitir esa interpretación de manera positiva. Hay que empatizar, cada uno percibe las cosas de diferente forma, no es lo mismo un niño que un adulto, por ello es tan importante comunicar a través de la inteligencia emocional. Mediante juegos y curiosidades de percepción e inteligencia sorprendió gratamente al publico, regalando al público una ponencia caracterizada por la amenidad y el positivismo.

Gestionando hijos

Un tema que no se debe pasar por alto, aunque a veces a los jóvenes les gusta mirar a otra parte, es el de la violencia de género, del que nos habló Carmen Ruiz Repullo, socióloga. A través de noticias y estadísticas nos plantea qué hacemos con estos chicos que caen en la violencia. Los jóvenes neomachistas son altamente peligrosos. Hay que mostrar series y películas que eduquen en la igualdad a nivel de romanticismo, que permitan huir de los estereotipos marcados. Nos contó la historia de dos jóvenes, Pepe y Pepa, que particularmente me encantó por lo visual y descriptiva… Y es que en la historia se ve como va aumentando poco a poco el dominio del chico sobre la chica progresivamente, hasta aislarla y anularla. Como afirmó Carmen, no hace falta que se produzca violencia física para que sea violencia de género y ese es el mensaje que deben captar los adolescentes.

Para hablarnos de educar para comprender la actualidad nos hablaron Begoña Ibarrola, psicóloga y escritora, y Carlos Escudero, bloguero. Para Begoña los sucesos y noticias de la televisión vienen presentados de tal forma que la mente infantil es incapaz de asimilar y digerir. Por otra parte, es importante ofrecer una información veraz, pero sin detalles. A la mente infantil le afecta la violencia porque le insensibiliza. Debemos ofrecerles recursos emocionales contra la violencia. La violencia es una falta de auto control. La base de un cerebro sano es la bondad. Un violento no sabe o no puede amar, por eso es básico enseñar a los niños en valores. Begoña apuntó que debemos ver al violento como alguien muy dañado, o que no sabe controlarse, el ser humano no es así. Importante también educar en el ser y no en el tener que transmiten los medios de comunicación.

Gestionando hijos 2018

Cómo colofón final Fernando Martínez (Fernandisco), locutor radiofónico y coach, hizo pasar un buen rato a los asistentes llenando su ponencia de anécdotas relacionadas con la música. Y es que Fernando nos reafirma que la música es un excelente instrumento para la educación, “la música es alimento para el alma”, nos recuerda que hay que poner música a los niños de cualquier época, ya que es una buena manera de sintonizar con ellos.

Como podéis apreciar en este breve resumen, fueron muchos los temas que se trataron, entre varios videos interesantes, sorteos, juegos y risas. Ahora toca llegar a casa, asimilar, y profundizar, y si tras lo leído os interesa ampliar más la información, no tenéis más que darle al play en los videos que se grabaron en directo del evento y que podéis encontrar en la página de Facebook de Gestionando Hijos.



A %d blogueros les gusta esto: