L' estiu es teu

  • 28 de diciembre, 2015

Receta de pollo con ciruelas y piñones

El pollo rustido con ciruelas y piñones es un plato tradicional de Cataluña y en muchos hogares constituye el segundo plato del menú típico de Navidad. Generalmente va precedido de la escudella con galets. Habitualmente, con el sobrante de las carnes, al día siguiente se preparan canelones, que son el plato por excelencia con el que la mayoría de familias celebra la fiesta San Esteban.

Pollo con ciruelas y piñones

La peculiaridad y principal característica de este plato se la aporta el contraste de sabores dulce y salado, junto al uso de frutos secos, tan típica de la gastronomía tradicional mediterránea.

Para prepararlo como comida especial navideña lo recomendable es preparar el plato con un pollo o un capón de estos tan grandes, de alguna de las razas caracteristicas de Cataluña, como pueden ser los pollos de «Pota blava» de El Prat o los de Vilafranca. Un buen pollo o capón de payés criado naturalmente es lo ideal.

Al ser pollos muy grandes se tendrá en cuenta que aumentará en proporción el tiempo de cocción.

Ingredientes para preparar pollo rustido con ciruelas y piñones

– Un pollo cortado

– 1 ó 2 tomates maduros

– 1 ó 2 cebollas

– 4 ó 5 dientes de ajo

– Canela en rama

– Ciruelas al gusto

– Piñones, de 50 a 100 gramos

– Agua

– Aceite de oliva virgen extra

– Sal

– 1 chorrito de coñac


Preparación del pollo tradicional de Navidad con ciruelas y piñones

 

Pollo rustido paso a paso

 

1º En una cazuela grande se pone aceite, el tomate, la cebolla y el pollo troceado, previamente salado.

2º A fuego medio se va dorando y volteando, es muy importante que coja color en este primer paso. Ya que cuando se le añade el agua ya no se va a dorar más.

3º Se añade la canela, los piñones y las ciruelas. Si las ciruelas son con hueso le darán más sabor al plato. Pero también se pueden utilizar ciruelas sin hueso. Para hacer el pollo de Navidad en casa, con los niños, siempre las pongo sin hueso para evitar problemas.

4º Cuando lleva un ratito al fuego y ha cogido buen color, se añade agua y se mantiene la cocción, que puede ser desde media hora a fuego medio para un pollo pequeño, hasta dos horas para un pollo grande.

5º Si vemos que el agua se ha evaporado antes de finalizar la cocción se puede añadir un poco más sin problemas y seguir con el pollo al fuego.

6º Cuando quedan aproximadamente unos 10 minutos de cocción se añade un chorrito de coñac al pollo rustido con ciruelas y piñones.

7º Una vez el pollo rustido está listo para emplatar, se sirve una porción para cada comensal, acompañada de unas cuantas ciruelas y piñones y un poco de salsa.

La verdad es que está receta tradicional es muy conocida y generalmente suele gustar a grandes y pequeños. Espero que disfrutéis de ella.




7 comentarios - Deja un comentario
  1. Mamá Adanyl dice:

    Que Pinta más rica tiene!! Y seguro que lo está! jiji Un beso guapa!

  2. Lo he comido, pero no lo he hecho nunca. Mi abuelo era catalán y es un plato que me recuerda a mi infancia. Doy fe que está riquísimo. Me han dado ganas de recuperar esos sabores de la niñez… Besos!

  3. aixxx, pero que cosa más rica!!! a mi me encanta el pollo rustido con ciruelas!!! :)
    MUAS!

  4. Mmmmmm, así lo hace mi madre y está buenísimo!!
    Yo este año voy a hacer pollo para St. Esteve pero lo voy a hacer con manzana y naranja…

    Besitos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


A %d blogueros les gusta esto: