El pollo al limón al estilo oriental es una receta que preparo con frecuencia en casa porque a mis hijos les encanta. Además, su sencillez y rapidez en la elaboración la hacen muy versátil para cubrir perfectamente un segundo plato del menú diario.

Pollo chino al limón

Es una receta que podéis encontrar en cualquier carta de los restaurantes chinos. Se trata de pollo fileteado rebozado, al que la salsa de limón le da una jugosidad y un sabor característicos.

Ingredientes para preparar pollo chino al limón

– 500 gr. de pechuga fileteada de polloPollo al estilo oriental

– Harina de maíz o Maizena

– Salsa de soja

– El zumo de un limón

– 300 gr. de caldo de pollo. Si no tenéis a mano caldo casero podéis usar caldo en tetrabrick o en pastillas.

– 1 cucharada de azúcar blanco

– 1 cucharada de miel

– 2 huevos

– Aceite para la sartén

Elaboración paso a paso de pollo al limón al estilo oriental

1º En primer lugar batimos los huevos y les añadimos una cucharada de salsa de soja. Mezclamos bien.

2º Colocamos los filetes de pollo a macerar en la mezcla y dejamos reposar unos minutos.

 

Pollo macerado en  huevo y soja

3º En un cazo mezclamos el caldo frio con el zumo de 1 limón, el azúcar, la miel, 1 cucharada de soja y 1 cucharada de Maizena (si la queréis más espesa se puede añadir media cucharada más. Le añadimos unas rodajas muy finas de limón que nos servirán posteriormente para decorar el plato. Si el caldo lo tenemos recién preparada y caliente mezclamos el resto de los ingredientes en un vaso antes de incorporarlos al caldo, de lo contrario quedarán grumos.

4º Lo llevamos al fuego y vamos removiendo hasta que la mezcla tome una consistencia algo gelatinosa.

Salsa oriental al limón

5º Rebozamos en Maizena los filetes de pollo que teníamos reservados macerándose en el huevo. Los pasamos bien por la harina de maíz hasta que queden bien blanquitos.

Pollo rebozado Maizena

 

6º Freímos el pollo en la sartén con aceite bien caliente. En casa utilizamos para este paso aceite de oliva virgen. Pero si queréis un sabor más suave podéis usar aceite de girasol.

7º Cuando el pollo tome un color doradito lo retiramos de la sartén y lo dejamos sobre un papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.

8º Procedemos a emplatar: Colocamos un par de filetes en cada plato y le damos unos cortes. La idea es que el plato se coma sin usar el cuchillo, únicamente con palillos.

9º Colocamos alguna rodaja de limón en cada uno de los filetes y por encima vertemos la salsa. Con ello ya está el plato listo para llevar a la mesa.

Como podéis ver, la elaboración es muy sencilla y el resultado es un plato vistoso que hará las delicias de grandes y pequeños. Lo podéis acompañar de arroz blanco y pan chino.
Espero que os haya gustado la receta y os animéis, si no la habéis hecho, a prepararla.