El pasado martes asistí a Alimentaria 2018, la feria de gastronomía, bebidas, alimentación, y equipamiento de hostelería. Se trata de una de las más importantes ferias que se dan en el marco de la Unión Europea. Se celebró en el recinto ferial de la Fira de Barcelona Gran Via.

La jornada estuvo repleta de experiencias positivas. Los expositores, incontables, variados e imposibles de ver todos en un solo día, el stand de Caldo Aneto Natural nos acogió la mayor parte de la mañana, allí escuchamos la charla de Marta Ribas Rius sobre alimentación saludable, y disfrutamos de unos riquísimos arroces, negro y paella, elaborados con Caldo Natural Aneto.

Mermeladas de degustación

Alimentaria, por el hecho de ser un referente en el sector de la alimentación, estaba muy concurrida. Llegué muy puntual, un poco antes de que abrieran y aquello era un hervidero de gente esperando a entrar. Una vez que abrieron entré bastante rápido y sin agobios. Me recorrí en plan expedición rápida la mayor parte de la feria. Saltando de un pabellón a otro, parándome en aquellos lugares que más despertaban mi atención, que eran muchos.

Alimentaria se divide en diferentes sectores, de hecho es como si fueran 6 salones en uno. Innovaciones alimentarias, ofertas gastronómicas provenientes del extranjero, así como de diversas provincias de la Península Ibérica. La mayoría de los stands, que se veían cuidadosamente presentados, hacían las delicias de los más gourmets: embutidos, quesos, vinos, bollería, panes, frutas, pescado, especias, precocinados, conservas, cafés, lácteos, y un apartado dedicado exclusivamente a chuches que no tenía nada que envidiar a la casita de Hansel y Gretel.

Stand de Rumania en Alimentaria

Tras el rápido vistazo en el que empleé prácticamente una hora, me dirigí al stand del Caldo Natural Aneto. En el mismo, ingredientes frescos colocados estratégicamente, los típicos bidones con un grifo, que reparten vasitos de caldo, una cocina vista en la que, sin descanso, se preparaban grandes paellas con diferentes variedades de caldo. Se elaboraban diversos tipos de arroces y fideuá. El stand contaba con un espacio para las charlas, y unas mesitas de madera para sentarse a comer. Todo expuesto con mucho detallismo y gusto. A nuestro alrededor cientos de tetrabricks de caldos de todas las variedades imaginables. Debo confesar que, a pesar de que en casa somos consumidores de la marca, no conocía algunas de las variedades allí expuestas. Había caldos de zanahoria, cebolla, alcachofa, carne, pescado, puchero, pollo,…

Alimentaria: Paella con Caldo Aneto

Una vez allí, me encontré con el equipo de Madresfera y con el resto de bloggers. Siempre se agradece reencontarse, echarse unas risas en buena compañía y sentir que formas parte de una comunidad genial. No voy a extenderme en citar a los asistentes para no alargar el post, pero si me leéis ya sabéis que os quiero mucho.

Tras esperar un poco a los rezagados, el tráfico y los accesos al recinto se pusieron fatal, se inició la charla de Marta Ribas Rius sobre comidas saludables. Con ella aprendimos muchas cositas para comer sano. Lo que más me gustó fue el enfoque, en el sentido de que pasar a la alimentación sana es cuestión de salud y no es una opción que se pueda tomar de un día para otro. Como bien dijo Marta, aquí no sirve lo de los 21 días para adquirir el hábito.

Supongo que es cuestión de concienciarnos, aunque a mi parecer, a nivel general, poquito a poco nos vamos sensibilizando en el tema de comer bien e ir desterrando de la dieta alimentos insanos.
Para Marta Ribas, «no se trata de prohibir, se trata de educar», y en ello estamos, enseñando desde pequeños a practicar buenos hábitos.

Y los hábitos, nos dijo Marta, no son solo la alimentación, hay que hacer deporte, descansar, y estar bien por dentro para mantener el equilibrio. En cuanto a lo que es estrictamente la dieta, a grandes rasgos son estos los puntos que deberíamos tener en cuenta:

Consejos para una alimentación sana

Di no a las dietas
– La base siempre: las frutas y verduras
– 5 raciones diarias
– Sin suplementos
– Granos integrales
– Grasas saludables
– Proteínas de calidad

Para conseguir esos propósitos, también nos avanzó que nos encontramos con obstáculos, como la falta de organización, los procesados, o no buscar sustitutos saludables. Para solventarlo es aconsejable planificar los menús semanales, a ser posible dejar algo preparado para optimizar el día a día, gestionar el tiempo, aprovechar el congelador, porque lo más importante que tenemos es la salud.

Stand Aneto: Marta Ribas

Esto es a grandes rasgos lo que fue la charla que nos ofreció, y se nos hizo amena e interesante. Si queréis profundizar en la alimentación saludable, podéis pasar por su blog.

Tras la charla pudimos degustar los arroces de Aneto. Debo decir que a nivel personal me pierden las paellas y las fideuás en todas sus versiones. Debo confesar que encontré deliciosos los platos de arroz negro y la paella, elaborados con Caldo Aneto. Y es que para arroces tienen caldos específicos y muy variados: fideuá, arroz negro, paella de carne, valenciana, de marisco,… Para mí la ventaja, a parte del sabor, es el ahorro de tiempo y trabajo al elaborar paella en casa, porque una de las claves de una buena paella es una buena base de caldo.

Pinchos de tortilla, tu cocina tradicional

En fin, tras la comida nos fuimos a seguir paseando, mirando, y descubriendo lo que ofrecían diversos stands. Hasta que llegó la hora de despedirnos para regresar a casa.

El día no podía ser más completo y constructivo. Aprendiendo a comer sano y disfrutando de comida saludable. Un último inciso para agradecer a Caldo Natural Aneto y Madresfera su invitación.