La manualidad que os traigo es fácil, divertida y además comestible. ¿Qué más se puede pedir? Son rosas confeccionadas con cintas de golosina. Las rosas de chuche son ideales para celebrar la primavera o, ahora que se acerca, la Diada de Sant Jordi: el día del libro y la rosa.Rosas de gominola

En casa el tema de la distinción por sexos no nos va mucho así que para festejar el día del libro y la rosa son bienvenidas ambas cosas por todos los niñ@s. ¡Vamos! Que como dejemos al rey de la casa sin sus rosas…

Estas rosas de gominola encantan a los peques, que tardarán en hacerlas casi lo mismo que en comerlas. Yo quería que duraran hasta Sant Jordi pero ha sido imposible. Un poco más y no puedo hacer la foto para el post de lo impacientes que estaban por probarlas.Ingredientes rosas chuche

Material necesario para hacer rosas de gominola

– Palitos para hacer pinchos de tamaño pequeño.

– Cintas de goma comestible en verde, rojo y arco-iris. Aunque en el mercado las venden de colores surtidos y se pueden adaptar a los gustos de los niños.Rosas para niños

Elaboración de las rosas de chuche

La realización es tan fácil que requiere únicamente tres pasos muy simples que pueden hacer hasta los más pequeños. La única precaución es la de procurar que los niños muy pequeños no se pinchen con la punta del palito.

1º Ensartar en el palito de pincho, a modo de zigzag, la cinta verde que conformará el tallo.

2º Enrollar la cinta de color sobre sí misma e introducir la parte central en la punta del palito.

3º Sujetar el extremo exterior de la cinta de color pinchándola en el palito para evitar que se desenrolle.Manualidad gominolamanualidad rosas

Y ¡ya está! Como podéis apreciar muy simple, fácil y divertido. También se pueden preparar estas rosas de gominola para regalar. En ese caso un papel de celofán y una cinta bonita contribuirán a darles una perfecta presentación.