Deberes de vida. Las tareas de verano del profe Manolo

Cuando llegó a mis manos el cuaderno Deberes de vida, del sello Montena, debo confesar que ya era admiradora del profe Manolo y sus premisas sobre los deberes.
De hecho, el verano pasado nos encandiló a más de uno con la lista de tareas que dejó a sus alumnos de tercero de primaria que una madre compartió en Facebook y se hizo totalmente viral.

A mí particularmente, que ya sabéis que me gustan enfoques como los de Roger Shank, de «Aprender haciendo», Maria Montessori o Sir Ken Robinson, ya podéis imaginar que me llegó totalmente.

Mi hijo pequeño sí que no sabía quien era el profe Manolo. Así que con carita sonriente le dije:

-¡Mira, hijo! Aquí tienes tus deberes de verano.

La cara de susto era para retratar, hasta que juntos fuimos descubriendo que eran eso de los Deberes de vida, y entonces ya emergió una sonrisa en su cara y empezó a decir emocionado qué actividades quería hacer. Y es que, ¿quién se resiste a volar una cometa o a unos fuegos artificiales?

 Deberes de vida. La portada del libro con un fondo marino

El autor Manuel Gordillo

El profe Manolo es Manuel Gordillo Torres. Nació en Córdoba en 1977. Actualmente vive en Bollullos de la Mitación (Sevilla) donde es tutor de primaria en la escuela pública.

Está diplomado en Magisterio y posee estudios de psicopedagogía. Es padre de dos niños, le gusta la música, el deporte, y es defensor de la inteligencia emocional. Ejerce su oficio con vocación, desde la perspectiva de que la enseñanza deja huella en quien la recibe y de ahí su esfuerzo por hacer su trabajo de la mejor manera posible.

Sinopsis de Deberes de vida

Deberes de vida es un cuaderno de verano. Sin embargo, va mucho más allá, ya que las tareas rebasan totalmente los estereotipos. Seguro que estos deberes dejarán su huella en quienes los hagan, ya que disfrutarán y aprenderán con cosas tan interesantes como:

  • Leer un libro
  • Ver amanecer
  • Hacer volar una comenta
  • Cuidar una planta
  • Escribir una postal
  • Aprender a hacer algo nuevo
  • Disfrazarse
  • Ver fuegos artificiales
  • Viajar
  • Andar sin zapatos
  • Creer en ti
  • Jugar con globos de agua.Páginas interiores de Deberes de vida, del Profe Manolo
Nuestra opinión y otros datos sobre Deberes de vida

Ya desde la misma portada, el cuaderno de actividades resulta sumamente atractivo. Prevalecen los tonos naranja e ilustraciones que invitan a pensar en las vacaciones de verano y todo lo bueno que conllevan.

Cuando lees la lista de tareas del centro de la portada nadie se puede resistir a estos deberes que permiten aprender desde una perspectiva diferente y que se aleja del sentido más estrictamente académico. Y es que no hay gramática, ni sumas, ni nada por el estilo… Sin embargo, de todo se aprende, y quién puede negar que preparando una receta, por ejemplo, trabajamos los pesos y medidas, descubrimos los principios de la química al emulsionar y mezclar alimentos, o tenemos que entender bien lo que dice la receta para prepararla correctamente.

Tras la primera impresión de la portada, nos adentramos entre sus páginas para ver si realmente el ejemplar cubría nuestras expectativas, y realmente ha sido así. Tanto a mí, como madre, como a mi hijo, nos ha encantado Deberes de vida.

Al principio, a modo de introducción, el profe Manolo nos ofrece unas premisas bastante elásticas. No pretende pautar unos deberes que se puedan convertir en algo tedioso para los peques. El objetivo principal, como reza el subtítulo, es que los peques disfruten de la vida y de esas tan merecidas vacaciones. Si los padres leéis la introducción, os daréis cuenta enseguida de que el cuaderno aboga por el pensamiento divergente e invita a trabajar el espíritu crítico. Por otra parte, el cuaderno está bastante orientado al trabajo de la educación emocional, tan importante en el desarrollo de los niños.

Páginas interiores de Deberes de vida, del Profe Manolo

Tras la introducción aparece el listado de actividades, a modo de índice, para que los niños vayan marcando las que han realizado. Hay 44 actividades, la mayoría de ellas irresistibles para los peques, aunque el profe Manolo se conforma con que se hagan la mitad de ellas.

En las tareas siempre suele aparecer algún apunte que incita a la curiosidad y al aprendizaje. Invita a los niños a preguntarse, a pensar. Por otra parte, destacar el trabajo emocional que puede despertar la actividad recomendada. Además, el profe Manolo siempre nos deja alguna frase o consejo positivo para disfrutar el día.

El libro propone actividades, encontramos algún pasatiempo, manualidades, astronomía, deporte, autoestima, diversidad, medio ambiente, recetas.
A nivel de maquetación es un libro bien estructurado, con recuadros, frases destacadas e ilustraciones sencillas y divertidas.

Otro de los elementos a favor de estos deberes es la variedad. Es un libro que huye de lo repetitivo. De aquel “más de lo mismo” que tanto nos asusta a padres e hijos y convierten los deberes de verano en una actividad tediosa. Personalmente aún recuerdo, medio traumada, los cuadernos de caligrafía de mis hijos cuando cursaban P5, ¡vaya veranos nos dieron!

Sin embargo, las actividades que contiene Deberes de vida les invitan a aprender haciendo y a obtener un aprendizaje desde la emoción. Justo ese tipo de aprendizaje que hace que los conocimientos adquiridos no se olviden al mes siguiente.

Deberes de vida contiene una serie de actividades divertidas, atractivas y enriquecedoras ¿A quién no le gusta leer cómics, inventar juegos o experimentar en la cocina?.

La mayoría de las tareas encomendadas son del agrado de los niños y el profe Manolo sabe sacarles el máximo partido para que los peques disfruten y aprendan al mismo tiempo.

Y no solo me gusta el contenido del libro, sino la forma que el profe Manolo se dirige a los niños para motivarles o aconsejarles:

“Si por ahora leer es algo que no termina de convencerte, te cuesta esfuerzo o no te anima del todo, probablemente se deba a que no has encontrado aún esos primeros libros o textos que te alucinen y te animen a seguir leyendo.”

“Hay que sacar el máximo partido de cada situación, y para conseguirlo es fundamental afrontar cada día en positivo, con una sonrisa enorme en la cara y en el corazón, buscando siempre el lado bueno de las cosas y dándole a lo negativo la importancia justa.”

Páginas interiores de Deberes de vida, del Profe Manolo
A nivel general, en la mayoría de las actividades del cuaderno los niños trabajan:

  • Inteligencia emocional
  • Adquisición de conocimientos
  • Creatividad
  • Sentido crítico.

En el libro tiene un gran peso la educación emocional. El profe Manolo invita a los niños a conocerse a sí mismos y a empatizar con quienes les rodean. Enseña a respetar la alteridad y a generar confianza en los pequeños lectores. A ellos se dirige de una forma tan bonita como esta:

¡Eres una persona única! Los diamantes o el oro no son valiosos porque sean brillantes; lo son porque hay muy pocos. Tu eres irrepetible, así que ten muy clarito que eres ¡¡¡Un tesoro incalculable!!!

“(…)Luce tu sonrisa, pero también llora, enfádate, discute y lleva la contraria, si es lo que sientes. Sé fiel a tus sentimientos(…)”

Es todo un tratado de saber vivir para niños, y abarca temas que van desde la alimentación hasta el cuidado de la naturaleza o el respeto a la discapacidad, pasando por valorar las pequeñas cosas que nos regala la vida.

No puedo decir más que bondades de este cuaderno de deberes, cuyo enfoque me parece tan acertado. Es una prueba más de que, aunque todavía queda mucho camino por recorrer, las cosas poco a poco van cambiando en educación, y que cada vez aumenta el número de docentes en la línea del Profe Manolo, y eso es algo de agradecer, ya que, al fin y al cabo, es básico que aquellos a quienes cedemos la educación de nuestros hijos generen confianza.

Ficha técnica de Deberes de vida

Título: Deberes de vida

Autor: Profe Manolo. Manuel Gordillo

Sello editorial: Montena

Tdemática: actividades, pasatiempos, educación emocional

Páginas: 118

Edad: +7

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: