Mi hijo está feliz con sus nuevas gafas de sol Skull Rider y es que para él no son unas simples gafas sino que son de la marca creada por el propio Jorge Lorenzo, ¡por 3 veces campeón del mundo de moto GP!
Y es que Skull Rider es una marca que funciona desde el 2015, encabezada por Jorge Lorenzo y Sito Herrera, CEO y fundador del grupo CNC.
A mí también me gustan porque soy muy consciente de la importancia de proteger a los niños del sol. Los míos siempre salen a la calle con su buena dosis de protección solar, una gorra y unas gafas de sol. Los ojos son los grandes olvidados, sin embargo son susceptibles igualmente de ser dañados por los efectos nocivos del sol. Hay que prestar especial atención y cuidarlos.

Gafas Skull Rider de Anna Vives

Un punto a favor de la marca Skull Rider es que en la colección cuenta con una edición limitada producto de la colaboración con Ana Vives, diseñadora con sindrome de Down, y la fundación Itinerarium. La recaudación de esta colección Skull Rider-Ana Vives, de diseños actuales, coloridos y divertidos, se destinará íntegramente a la creación de un circuito inclusivo para hacer deporte en Palma de Mallorca.

La gafas Skull Rider junior poseen una marcada apuesta por el diseño. Unas gafas para niños, muy actuales, fáciles de combinar, que cumplen su función, y con una buena relación calidad precio.
La marca Skull Rider se inspira para su diseño en la Ruta 66. De la mítica ruta también es muy fan mi hijo, todo hay que decirlo, influenciado por las películas de Cars que veía de más peque.
Con los ojos puestos en el mundo motero americano, estas gafas de sol buscan plasmar en la moda ese espíritu de rebeldía, amistad y compañerismo. De hecho el lema de Skull Rider son las 3 R: Riesgo, Rebeldía, Revolución.

Skull Rider Junior

Las que hemos recibido son de un color azul con cristales polarizados en el mismo color. Son el modelo Happy, que podéis encontrar en la propia web de Skull Rider, y además a muy buen precio porque están de rebajas.

El material con el que esta fabricada la montura es policarbonato, con acabados en soft-touch. Se ven unas gafas bastante consistentes y el acabado en soft-touch las hace más adaptables, aunque mi hijo a primera impresión las ha notado un poco duras, luego ya no. En ambas patillas llevan el detallito de la marca en color dorado.

Las gafas se caracterizan por ser polarizadas, con espejo, tendencia de este verano. La protección que ofrecen frente a los rayos uva es de UV400. El nivel de categoría del filtro del modelo que nos ha llegado es el 3, por lo que son lo suficientemente oscuras para que el sol no moleste en días muy soleados y sirven casi para cualquier circunstancia. Otra de las características a destacar de las gafas Skull Rider es que están ensambladas y diseñadas en Barcelona. Vienen presentadas en una caja negra y dorada con el logo de la marca e incluyen una gamuza y unas pegatinas.

Skull Rider, gafas de niño

En cuanto al tamaño, es para niños a partir de 6 años.
En definitiva, considero que las gafas Skull Rider junior son una buena opción porque son resistentes, con buenos diseños y un precio muy asequible que permite tenerlas en varios modelos y así combinar según la ocasión.