Con motivo del Carnaval de blogs organizado para apoyar el proyecto solidario de #Bloggersporlamarató #Librosporlamarató he recuperado una manualidad que hicimos con mi hija mayor hace ya muchos años. Cuando cursaba 2º de primaria y en la clase estaban inmersos en un proyecto que versaba sobre la alimentación equilibrada. En casa decidimos hacer una maqueta tridimensional de una pirámide alimentaria. Hace días que tengo en mente repetir esta manualidad con el peque de la casa, en cuando nos pongamos manos a la obra os haré un tutorial paso a paso. De la que veis en la imagen no hice fotos del proceso pero como es bastante sencilla espero que os sirva de ayuda la explicación paso a paso.

Personalmente creo que es necesario enseñar a los niños desde pequeños buenos hábitos alimentarios. Que no nos duela ser estrictos con las chuches, refrescos, zumos preparados, bolleria industrial, grasas… Porque cuidando la buena alimentación y enseñándoles desde pequeños la importancia de comer sano y saludable, a la larga estaremos previniendo enfermedades como la diabetes y la obesidad, con todos los problemas y consecuencias que acarrean.

La piramide alimentaria ayuda a los niños a conocer sus propias necesidades alimentarias y, como es muy visual, les ayuda a saber como mantener una dieta equilibrada.

Manualidad pirámide de los alimentos

Material necesario para construir la pirámide alimentaria

– Cartón pluma.

– Cola o pistola de pegamento.

– Alimentos imprimidos en papel o recortes de revistas.

– Papeles de caramelos.

– Goma-eva o foami para hacer alguna verdura, carne o pescado.

– Pasta, granos de arroz, legumbres… Comida que no sea perecedera.

– Cartulinas

Cómo elaborar una piramide de alimentación

1º Se corta en el cartón pluma una base cuadrada y tres triángulos iguales para que, al encajarlos sobre la base, formen una pirámide. Nosotros los pintamos con acrílicos en marrón.
2º Se cortan en el cartón pluma 3 estantes para conseguir separar los alimentos de la pirámide.
3º Con la pistola de pegamento o con cola se monta la pirámide, con sus estantes.
4º Se recortan los imprimibles de leche, verduras y se pegan a una cartulina para que adquieran más consistencia. Se hace una pestañita al final para poderlos pegar a la base y que de este modo se mantengan erguidos.
5º Se envuelven bolitas de papel con trozos de papel de caramelo, para la parte superior de la pirámide.
6º Se pegan los alimentos que tenemos, tanto los verdaderos como los impresos, en función del lugar que ocupen en la pirámide.

En el piso inferior colocaremos los hidratos de carbono, pastas, arroz, pan, cereales… El siguiente, empezando por abajo, contiene las verduras, la fruta… Luego sigue el piso de los lácteos, con la leche, el queso, yogures… A continuación, carnes y pescados y por último, en el vértice de la piramide, aquellos alimentos que se deben consumir con moderación: embutidos, mantequilla, caramelos, bolleria…

En el momento de pegar los diferentes alimentos en la pirámide alimentaria resulta interesante ir preguntando y explicando a los niños por qué los alimentos se han de consumir siguiendo la organización de la pirámide alimentaria. Como he dicho, es una parte de la educación que les damos a nuestros hijos, enseñarles a comer bien para que crezcan sanos, y cuando sean adultos no se tengan que enfrentar a problemas derivados de una mala alimentación.