El viernes pasado cuando leí el post de Mother Killer con su aportación Hair vino a la mente el ciclo de cine particular que les montamos a los niños los sábados después de cenar. Por aquello de que me parece muy bien que sean ‘eruditos’ en cuestión de cómics, videojuegos, wassap y youtube pero también hay más cosas en el mundo, como mínimo han de conocer su existencia, y una de ellas son los clásicos (o nuestra visión subjetiva de estos) de la historia del cine.viernes dando la nota 2

La verdad es que entre mis hijos triunfan los musicales: les encantó Hair, Cantando bajo la lluvia, West side history, Grease…. pero de todos los que hemos ido visionando hay una serie de películas que sin lugar a dudas se han convertido en sus preferidas y son las de Danny Kaye.

Así que durante varios sábados tuvimos ciclo especial dedicado a Danny Kaye. Debo reconocer que a mí también me encantaba cuando era peque y de hecho me sigue gustando mucho este actor y sus películas.

Los videos que os dejó pertenecen a la película ‘ Nace una canción’ (1948) y particularmente el primer tema se titula ‘How Jazz Was Born style=”font-size: Y puedo afirmar que la escena que os traigo es una auténtica joya para los amantes del jazz, entre los cuales me incluyo.

La película en sí es un remake de una versión anterior del mismo director Howard Hawks: Bola de fuego (1941).

La historia la protagonizan 7 músicos eruditos encerrados durante años para escribir una historia de música. Lo mejor es que con la aparición de Virginia Mayo (Blancanieves y los 7 enanitos) y unos limpiadores se dan cuenta de que algo se había estado cambiando ahí fuera durante los años que habían estado centrados en su trabajo, no se habían percatado de que nacían rápidamente nuevos géneros y estilos musicales.

La música popular de los años 30 y 40 estaba allí, en la calle y no la habían incluido en su estudio.

Es buenísima la parte de la película en la que el profesor va descubriendo los diversos estilos en diversos garitos ( el segundo video pertenece a esta parte) y de ese recorrido sale al final este tema: cuando los invita a su casa y entre todos ellos de manera espontánea van creando la canción que se ve en el video ‘How jazz Was Born’.

Lo mejor de todo es que los representantes del jazz enseñan la clave a los músicos académicos y esa clave no es otra que la improvisación. Particularmente esta parte de la película me parece genial, además de poseer el punto fuerte, y creo que irrepetible, de concentrar en una sola escena a algunas de las figuras emblemáticas de la época tales como Louis Amstrong, Lionel Hampton, Benny Goodman, Tommy Dorsey o Charlie Barnet. Y los amantes del Jazz saben bien que es una oportunidad única para ver reunidos a tantos de los grandes de este género en una sola canción.

Así que si sos gusta el jazz/swing os recomiendo ver esta película que es entretenida y contiene muy buena música de la época.