Probando los difusores de perfume «bola» de D’Arôme

Estoy muy contenta porque he sido elegida por D’Arôme como embajadora de sus productos. Y es que las fragancias son mi pasión, especialmente las de la casa. Soy de la opinión de que resulta imprescindible para el bienestar familiar crear un buen ambiente en casa. Y uno de los factores que influyen para que nos sintamos bien en nuestro hogar es el olor. No únicamente para aquellos que la habitamos, sino como muestra de deferencia para los que vienen a visitarnos.

D'arome Bolas

Una de mis manías, cuando giro la llave y abro la puerta del piso, es aspirar, si huele bien entro con la sensación de ¡ya estoy en casa! Por lo que debo confesar que ha sido un auténtico placer descubrir las fragancias de D’Arôme.

Los aromas son una forma de reconectar con nuestras emociones, nos hacen sentir un cúmulo de sensaciones y de ello se desprende la importancia de crear un buen ambiente aromático a nuestro alrededor.

Cuando recibí el paquete de manos del mensajero no sabía lo que era hasta que lo sostuve en mis manos y el aroma que desprendía lo delató. ¡Era el difusor de esencias que estaba esperando desde D’Arôme! Y es que, os lo digo sinceramente, ¡no me podía creer que desde el envoltorio de papel metido dentro de un sobre de plástico pudiera destilar tanto perfume! Ese olor tan sumamente agradable provenía de dos saquitos perfumados para armarios que contenía el paquete, uno de frutos rojos y otro de violeta. El de violeta me cautivó totalmente porque es muy dulce, sin resultar empalagoso, y ese punto es difícil de conseguir en una fragancia.

Difusor perfume D' Arôme

Mi hijo pequeño, que estaba conmigo, se hizo con el sobre de frutos rojos y no paraba de olerlo diciendo: -¡Es que huele muy bien! Así que lo coloqué en su armario para que lo disfrute cada día.

Normalmente no soy muy fácil de convencer con las fragancias, cuando voy a comprar un ambientador para la casa pruebo y repruebo, o me encantan o los detesto. Las esencias que he probado de D’Arôme me han convencido desde la primera nota.

D’Arôme es una empresa especializada en aromas para el hogar. Aunque también podéis encontrar en su Web ropa, complementos o lamparas con mensaje. D’Arôme, además de tienda online, cuenta con tiendas físicas en Puerto de Mazarrón y Alhama de Murcia.

Entre sus productos estrella esta la “bola” de olor, un brumizador de esencias, que he tenido la oportunidad de probar.

Qué son los difusores de brumas en forma de “bola” de D’Arome

Las “bolas” son difusores de perfume eléctricos que permiten vestir ambientes con una gran variedad de fragancias aromáticas. Se pueden usar tanto en casa como en oficinas o todo tipo de recintos, ya que el perfume que destilan tiene un alcance de hasta 80 metros cuadrados.

La estética es funcional, lo que permite tenerlo en cualquier rincón en forma de elemento decorativo.

El aparato es relativamente pequeño para el espacio que alcanza. Lo tenéis en 2 tamaños.

El perfume se expande gracias a la expulsión de diminutas gotas de agua saturada de aceites esenciales. Partículas totalmente invisibles a la vista pero perceptibles a través del olfato.

Aromaterapia d' arome

Los aromas de las brumas de ambiente de Boles d’olor son muy diversos y los podéis elegir en función de los gustos y el momento. ¿Sabéis, por ejemplo, que está comprobado científicamente por la Universidad de Ohio que el aroma de limón relaja y nos levanta el ánimo? La lavanda es relajante, la menta favorece la concentración, y los aromas de jazmín o vainilla son altamente sensuales… Todos estos aromas los podéis encontrar en las brumas de Boles d’olor de D’Arôme. Cuentan con muchos más: rosa, naranja y canela, flores blancas, mandarina, jabón de Marsella, infantil, también los hay de feng-shui… Hay tantos y tan atrayentes que cuesta decidirse por uno solo.

Cómo funcionan los difusores de perfume “bola” de D’Arôme

Poner en funcionamiento la “bola” de olor es muy sencillo. Simplemente se necesita agua y brumas o aceites esenciales de la misma marca Boles d’olor.

1º Llenamos el depósito de agua. La cantidad es muy sencilla de medir porque en el propio depósito aparece un medidor con un máximo y un mínimo. El agua debe llegar a un punto entre estas dos medidas.

2º Añadimos las brumas de Boles d’olor que será lo que proporcionará el aroma. Para medir la cantidad de brumas de ambiente solo tenéis calcular una cantidad de unas 20 ó 40 gotas. También podemos utilizar la pipeta que se incluye en la caja del difusor. Teniendo en cuenta que una botellita de brumas contiene 50 ml, podéis hacer cuentas y comprobar que podéis tener la casa perfumada durante varios meses.

3º Enchufar a la corriente y disfrutar del aroma que más os guste.

4º Y si lo que deseáis es sumergiros en un mar de sensaciones solo tenéis que apagar las luces, ya que la bola viene provista de una lampara LED que va alternando diferentes colores.

Opinión personal sobre los difusores de perfume “bola” de D’Arôme

Ya os he comentado que no soy nada fácil de contentar en cuestión de aromas, que si huele poco, que si demasiado, que si tiene un no sé qué que no me gusta, demasiado dulce, demasiado áspero,… Sin embargo, las Boles d’olor de D’Arôme me han convencido totalmente, concretamente el aroma de rosas, que es el que he probado.

Brumizador d' arome

El perfume se expande prácticamente por toda la casa (varía en función del tamaño, las corrientes y si las puertas están abiertas) de una forma suave, ya que se nota el ambiente impregnado de esencia aunque se percibe fresco, no recargado. El aroma de rosas, que es el que he probado, no es el típico al que estamos acostumbrados sino algo más dulzón, sin hacerse empalagoso. Tiene algunas notas que me recuerdan a los polvos de tocador de la época de mis abuelas, una mezcla entre floral, talco y limpio que me encanta.

Para perfumar un piso creo con 20 gotas de bruma es más que suficiente para que el ambiente se perciba agradable. Si se utiliza el difusor de brumas en un sitio grande, se puede añadir más cantidad.

Otra de las cosas que me han gustado del difusor de bruma Boles d’olor son los efectos luminosos que tiene cuando está encendido. El efecto de las luces que van cambiando de color y el movimiento continuo de agua es altamente relajante. Ir observando cómo se deslizan las gotas de agua ahora de un color, ahora otro, acompañados por el aroma que nos envuelve, produce una sensación sumamente agradable y desestresante. Tanto que mi hijo más de una vez se lleva el difusor de esencias a su habitación y se queda allí contemplándolo un buen rato con las luces apagadas y se crea su propia sesión de aromaterapia.

En definitiva, he quedado gratamente sorprendida con la funcionalidad del difusor de brumas Bolas d’olor para crear un ambiente agradable y acogedor en nuestro hogar. Ya estoy mirando más aromas para combinar según los momentos, espacios y necesidades. ¿Y a vosotros, qué os ha parecido?

21 comentarios

  1. Dácil 7 de julio, 2016
  2. Mami esto esta chuli 7 de julio, 2016
    • montsar 11 de julio, 2016
  3. Anamariearl 10 de julio, 2016
    • montsar 11 de julio, 2016
    • montsar 11 de julio, 2016
    • montsar 11 de julio, 2016
  4. mi meta tu salud 11 de julio, 2016
    • montsar 11 de julio, 2016
  5. Alicia García 11 de julio, 2016
    • montsar 16 de julio, 2016
  6. Complementos Heca 13 de julio, 2016
    • montsar 16 de julio, 2016
  7. Martina Lubián 14 de julio, 2016
    • montsar 16 de julio, 2016
  8. Elizabeth Muñoz 21 de julio, 2016
    • montsar 30 de julio, 2016
  9. Victor Garcés 21 de julio, 2016
    • montsar 30 de julio, 2016

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: