En realidad está receta es una rosca asturiana elaborada en un molde de Bundt cake. En este caso, se trata de una tarta esponjosa y alta que se caracteriza por un sabor que se aparta algo del típico dulzor de los bizcochos.

Bizcocho casero rosca asturiana

Resulta ideal para los que son poco amantes del dulce o tienen que limitar su consumo. Sin embargo, si os pierden los sabores dulces os recomiendo que una vez tengáis preparado el Bundt cake elaboréis un glaseado casero y cubráis con él la totalidad de la torta.

Cuando la hicimos en casa la adornamos únicamente con un poco de azúcar glas espolvoreado en la parte superior.

Bundt cake paso a paso

Ingredientes necesarios para elaborar la torta de bizcocho en molde Bundt cake

 

– 70 gr. de mantequilla.

– 500 gr. de harina.

– 100 gr. de azúcar.

– 1/2 sobre de levadura en polvo.

– 1 huevo.

– 400 ml. de leche.

Receta bizcocho paso a paso

Elaboración Bundt cake

1º Se deja ablandar la mantequilla para poderla batir.

2º Se añade el azúcar, si tenéis a mano azúcar glas mejor que mejor, ya que os resultará más fácil de trabajar.

3º Se mezcla bien la mantequilla y el azúcar con la batidora.

4º Se añade un huevo y se continúa batiendo hasta que adquiera un color clarito y notéis que la mezcla ha subido un poquito.

5º Con ayuda de un tamiz se incorpora, poco a poco, la harina mezclada con la levadura.

6º Se sigue batiendo, os quedará una consistencia como sólida, pero no os preocupéis ya que en cuanto agreguéis la leche, la masa adquirirá una densidad más cremosa.

Bundt cake recetas convento

7º Se incorpora la leche y se sigue batiendo hasta obtener una emulsión cremosa.

8º Se vierte la mezcla en un molde de Bundt cake, previamente engrasado.

9º Se introduce en el horno, previamente precalentado, a temperatura media durante 1 hora. Personalmente lo puse a 200º durante una hora. Pero hay que tener en cuenta que los tiempos de cocción pueden variar según el tipo de horno.

Un truco para asegurarse de que el bizcocho está bien cocido por dentro consiste en pincharlo con un palillo. Si el palillo emerge limpio, sin ningún tipo de residuo significa que el Bundt cake está cocido.

10º Por último dejamos templar el Bundt cake y procedemos a desmoldarlo.

11º Espolvoreamos con azúcar glas, o preparamos un glaseado (con clara de huevo, azúcar y limón) y lo emplatamos.

Después de seguir estos pasos ya tenemos el Bundt cake listo para servir. Espero que os guste la receta, que se puede preparar para cualquier ocasión, es ideal para una merienda o desayuno.