Para este #VDLN me he decidido por un tema de Dani Martin. Desde que empezó su carrera en solitario, con su álbum ‘Pequeño’, cada vez me gusta más. Quizá por el carácter intimista y cercano de sus letras.viernes dando la nota 2

El tema que he escogido hoy pertenece al álbum ‘Pequeño’. Publicado el 26 de octubre del 2010. En los créditos del álbum ‘Pequeño’ el propio Dani Martin escribe:

“Este disco es mi vida entera, es mi sangre y mis sentimientos; los viví yo solo”

Es un disco intimista, de lenguaje sencillo, de altibajos emocionales, donde se amalgaman canciones muy alegres con otras, por el contrario, más melancólicas , aunque siempre con un trasfondo positivo. Sus temas tratan de esperanzas, de adolescencia, de problemas superados, de miedos y de la vida en general. Siempre desde el punto de vista personal e introspectivo del propio Dani Martin.

“Es un disco que habla de la búsqueda personal, de encontrarse a uno mismo y estar a gusto. En cierta medida, es un disco autobiográfico que me gustaría que fuera mundobiográfico, que mucha gente se sienta identificada con los sentimientos y con las cosas que cuento.”

Como bien dice Martin, son muchos los que se pueden sentir identificados con sus canciones, extrapolando sentimientos desde la propia intimidad.

Para que una persona crezca como tal son numerosos los factores que intervienen. Sin embargo, un pilar fundamental es la labor de los padres. Y precisamente es de eso de lo que trata la canción que os he reservado para este #VDLN.


 

Dani Martin: Puzzle

Este tema particularmente me gusta por todo lo que encierra. Quizás por la propia subjetividad de cada uno, que hace que hagamos nuestras las impresiones de otros, con las que empatizamos muy bien, porque en realidad se podrían calificar de generales, humanas.

Me gustan aquellos padres a los que va dedicada la canción, esos padres que son unos, pero a la vez son todos, o casi todos: qué han trazado su sendero y lo han recorrido poquito a poquito, con un trazado que no es recto sino más bien sinuoso. Como reza la canción, el citado camino, esta repleto de fallos, discusiones, besos, alegrías y preocupaciones. Que no parece nada fácil, pero que, esos padres, han estado allí hasta alcanzar la meta de que su hijo se sienta feliz consigo mismo.

Pero, en fin, el objetivo, de la mayor parte de los padres, es ese, que al final ese puzzle acabe encajando y saber que son personas felices , seguras y con una vida plena por delante.

Y generalmente la mayoría consiguen encajar las piezas que hacen que los que un día fueron nuestros vulnerables pequeños estiren sus alas y alcen su vuelo.