Villefranche de Conflent, un bonito pueblo medieval de Occitania, Francia

Si viajáis al Sur de Francia podéis descubrir pueblos medievales preciosos. Para mí, Villefranche de Conflent tiene un encanto especial. En realidad se trata de un pueblo bastante pequeño, con dos calles principales, rodeado por una muralla en todo su perímetro.

Se ubica en la región de Occitania, en el departamento de los Pirineos Orientales en la región del Conflent.

Calle, Villefranche de Conflent
Villafranche de Conflent tiene la clasificación de Patrimonio Mundial por parte de la UNESCO. Asimismo goza del sello de distinción como uno de los pueblos más bonitos de Francia. Y la verdad es que no me extraña, porque es uno de los pueblos medievales más bonitos que conozco, parece de cuento.

Qué ver en Villefranche de Conflent

En nuestra última visita a Villefranche de Conflent aparcamos en las afueras de la Puerta de Francia. Cruzamos el puente que hay sobre el río y nos acercamos hasta la puerta de entrada.
Conforme entramos a nuestra derecha vemos una plaza con un par de restaurantes. Nos dirigimos hacía ella, ya que en esta plaza desemboca la calle principal, Rue de Saint Jean.

Calle, Villefranche de Conflent
Nos sorprenden las bonitas y cuidadas casas de piedra.
Esta calle es la principal arteria comercial de Villefranche de Conflent. En ella abren sus puertas numerosas tiendas de artesanía de diversa índole: cerámicas, talleres de bisutería, hornos de pan y dulces, jabones artesanales,…

Aproximadamente hacia la mitad de la calle nos encontramos con la Torre Solanell.

Torre Solanell

Se trata de un edificio que data del s. XIV. Una torre de planta cuadrada bastante elevada, tiene 20 m. de altura. Una de las curiosidades de la misma es que la torre no tiene ninguna puerta de acceso desde la calle. Se entraba a través de una ventana con la ayuda de una escalera de madera que quitaban o ponían según las necesidades. Con el tiempo la torre tuvo la función de hospital militar.

Torre Solanell, Vilafranca de Conflent

Cuando seguimos avanzando por la Rue Saint Jean y llegamos al final tenemos dos opciones:

  • Regresar por otra calle del interior
  • Salir por la Puerta de España y rodear la muralla

Puerta de España, Villafranche de Conflent
No os preocupéis, podéis hacer las dos cosas, el pueblo es tan pequeño que os dará tiempo de dar varias vueltas por él.

Nosotros lo que hicimos fue rodear la muralla, traspasando la Puerta de España

Puerta de España

Es la segunda puerta de acceso de Villefranche de Conflent. A partir de 1669 se inician los trabajos para reforzar las defensas de la ciudad. Fue en el año 1791 cuando se empezó con la reconstrucción de la Puerta de España. Si os fijáis en el interior, veréis que conserva parte del mecanismo de lo que fue un puente levadizo, que a día de hoy está fijo.

Las Murallas de Villefranche de Conflent

Las murallas son uno de los puntos fuertes de Villefranche de Conflent. Cuando en 1659 el Tratado de los Pirineos dio por finalizada la guerra entre Francia y España, muchos pueblos pequeños de la zona del Conflent pasaron a ser franceses. Villefranche de Conflent se había convertido en un punto estratégico de la contienda. Fue por este motivo la necesidad de reforzar las defensas. Para ello, en 1669, Luís XIV envió a sus ingenieros.

Muralla Vauban
Si un ingeniero se destaca por su obra en este bonito pueblo francés es, sin duda, Vauban. Fue a Vauban a quien se le ocurrió la idea de duplicar la muralla superponiendo dos caminos de ronda cubiertos.

Cuando rodeamos la muralla, casi a medio camino entre la Puerta de Francia y la Puerta de España, pasaremos frente a la Cueva de la Bastera.

Cueva de la Bastera

En Villefranche de Conflent encontramos numerosas rutas y cuevas. La característica principal de la Cueva de la Bastera es que fue fortificada. De nuevo, la obra se la debemos a Vauban. Desde la Rue Saint Jaques hay un pórtico de salida que nos lleva justo a la parte de la muralla que está enfrente de la cueva de la Bastera. Solo tenéis que cruzar una pequeña carretera.

Pasaje a la cueva de la Bastera

Iglesia

En uno de los extremos de la Rue Saint Jaques, la segunda vía principal de Villefranche de Conflent, encontramos la Plaza de la Iglesia.

Iglesia Románica, Sur de Francia, alrededores del Canigou

En la zona hay un par de terrazas en las que se puede tomar algo o comer. La iglesia es de estilo románico. Se inició su construcción en el año 1092, aunque ha sufrido diversas reconstrucciones a lo largo del tiempo.

En la misma plaza donde se ubica la iglesia se encuentra el edificio del ayuntamiento.

Ayuntamiento de Villefranche de Conflent

El edificio que alberga el Ayuntamiento siempre ha cumplido funciones administrativas. De hecho, nació con la función de ser Veguería del Conflent. Es un edificio cuyos orígenes se remontan al s. XII. En la fachada podemos ver el escudo de Villefranche de Conflent.
A modo de curiosidad, decir que su planta baja funcionó como prisión del pueblo.

Ayuntamiento, Villafranche de Conflent

Fort Liberia

El fuerte también nació como parte de la necesidad de reforzar el sistema defensivo. De nuevo se lo debemos al ingeniero Vauban. Su construcción data de 1681. Curiosamente, está comunicado con la ciudad a través de un pasadizo subterráneo de unos 1000 escalones.

En la fortaleza se puede pasear por el camino de ronda y alberga un museo. Se puede acceder a pie o en 4×4.

Fort Liberia
Nosotros no subimos a la fortaleza, aunque ganas no faltaron, íbamos con nuestro perro que tiene una cardiopatía congénita y el hecho de que, aunque subieramos en 4×4, la vuelta tenía que ser por los 1000 escalones, nos hizo desistir.

Grottes de Canaletes

Son las otras grutas que se pueden visitar en Villefranche de Conflent. Son conocidas como el pequeño Versalles subterráneo. La entrada es de pago y se juega con la iluminación y espectáculo incluido en la visita.

Recomendaciones prácticas para la visita a Villefranche de Conflent

  • Se trata de un pueblo pequeño y muy turístico. A pesar de ello no tendréis problemas con el aparcamiento. Hay parking en cada una de las puertas principales. También hay otra zona de parking en un lateral de la muralla.
  • La Oficina de Información Turística la tenéis nada más entrar por la puerta de Francia, queda a vuestra derecha.
  • En las cercanías de las dos puertas principales, Puerta de Francia y Puerta de España, hay servicios públicos, aunque dejan que desear.

Cómo llegar a Villefranche de Conflent

Podéis hacerlo en coche o en el Tren amarillo

En coche

  • Desde La Jonquera podéis llegar por la A-9. Salir en la 42, dirección Perpignan y continuar por la N-116 en dirección a Prades

Tren Amarillo / Tren Jaune

  • El Tren Jaune lo podéis coger desde Latour de Carol. Villefranche de Conflent es su última parada. De paso podéis disfrutar de un buen recorrido por los Pirineos.

Villafranche de Conflent es un pueblo con encanto, de aquellos que nos gusta repetir de vez en cuando, porque nos hace sentir muy cómodos. Es ideal para pasar una mañana o un día. Si tenéis tiempo os recomiendo acercaros a Castellnou, que también merece una visita.

2 comentarios

  1. Maria CG 19 de septiembre, 2020
  2. DinkyViajeros 20 de septiembre, 2020

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: