Vinaròs en familia. Conociendo Castellón

Vinaròs es un pueblo costero de Castellón que invita al relax, a dejarse llevar, tomar el sol, pasear por el centro, playa y comer bien.
Si os alojáis en Vinaròs, no podéis obviar una excursión a Peñíscola que, además de buenas playas, tiene un castillo repleto de historia. También en los alrededores hay otros pueblos de interés, como Benicarló o Sant Carles de la Ràpita.

Edificio del paseo marítimo, Vinaròs

Qué ver en Vinaròs

Vinaròs bien merece una visita al centro histórico y su paseo marítimo. Al igual que sus playas, el paseo marítimo de Vinaròs es amplio y luminoso.
Un paseo bordeado por grandes palmeras en el que a un lado se ubican los edificios con sus terrazas para comer o tomar algo, y en el otro, directamente, la playa.
Paseo marítimo, Vinaròs

Detrás de la Oficina de Información turística encontramos el mercado. El edificio en sí no llama demasiado la atención, pero os recomiendo hacer una visita. No es un mercado excesivamente grande, pero si algo me llamó poderosamente la atención fueron las paradas de pescado. Las paradas aparecen ante nuestros ojos con sus coloridos mostradores repletos de pescado brillante y fresquísimo. Después de nuestra visita al mercado no dudamos de que en Vinaròs se puede comer muy buen marisco y pescado.

Mercado municipal

Salimos por la parte de atrás del mercado y nos fuimos a dar un paseo por el centro histórico. La verdad es que estaba en plena ebullición y nos acompañaba “el caloret valenciano”.

En nuestro recorrido nos encontramos con alguna que otra casa modernista y llegamos al edificio del Ayuntamiento. Es un edificio sencillo pero original, destaca su ventanal gótico con un escudo. Es uno de los edificios más antiguos que podemos encontrar en Vinaròs. Data del s. XV. En la parte baja, unos arcos, que permiten cruzar por debajo a la otra calle, también llaman la atención.

Ayuntamiento, Vinaroz

Aunque el edificio más monumental que conserva Vinaròs es su Iglesia, consagrada a la Virgen de la Assumpció.

Al llegar a la plaza, que alberga la iglesia de la Virgen de la Assumpció, sin duda nos impresiona su fachada de estilo barroco, repleta de detalles, con columnas salomónicas a ambos lados de la puerta de entrada.

Como curiosidad, decir que la iglesia tenía función defensiva, ya que Vinaròs no tenía fortaleza. Este hecho queda patente en su arquitectura. La iglesia desempeñó este papel en diversas etapas históricas: la expulsión de los moriscos, la defensa contra piratas, o las guerras carlistas, son un ejemplo de ello.

Virgen de la Assumpció en Vinaroz

Gastronomía en Vinaròs

Sin duda, la gatronomía, a mi parecer, es uno de los principales atractivos de Vinaròs. Como pueblo de mar; lo que priman son las recetas de marisco y arroces. De Vinaròs me llevo alguna fideuà, de las mejores que he probado, y no hace falta gastar mucho, en un simple menú.

La oferta de restaurantes y establecimientos para tomar algo es bastante grande, hay para todos los gustos y bolsillos. Estoy segura de que encontraréis alguno que cumpla vuestras expectativas.

Uno de los productos típicos es el langostino de Vinaròs, que tiene mucha fama en la Comunidad Valenciana. Las características climáticas, junto a la salinidad del agua, son las que le otorgan una textura especial y tamaño.

Plaza, paseo marítimo

Durante el año en Vinaròs se celebran diversas jornadas gastronómicas.

Ya os dije que me impresionó la buena pinta que tenía el pescado y marisco en el mercado. También hay frutas, verduras, carnes y embutidos de proximidad. Si os alojáis en algún apartamento o Airbnb y cocináis en casa, no lo dudéis y pasad por allí. Otra opción es comprar lo que os apetezca y en el mismo mercado hay una parada en la que preparan comidas peruanas, pero también dan la opción de prepararos el producto que hayáis comprado. Así que no hay excusas.
Restos de un antiguo convento en Vinaròs

Vinaròs es un destino ideal para ir en familia. Para mi gusto, en sí no tiene mucho para ver, aunque se puede disfrutar de bonitos paseos. Lo mejor, sus playas, que son amplias y cómodas para ir con los peques, y su gastronomía. Si buscáis sol, playa y buena vida es una buena opción.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: